Los rumores sobre que Apple ya no desea depender de una sola compañía como proveedor de los componentes más importantes de sus dispositivos móviles vienen sonando desde hace más de dos años. Samsung, aunque su principal rival en el mercado de los móviles, también es el principal proveedor de los procesadores y más componentes que dan vida al iPhone, iPad y iPod Touch. Apple los diseña, Samsung los fabrica.

Pero recientemente se escuchó de nuevo el nombre de TSMC como posible nuevo proveedor de procesadores, y ya se ha consolidado como una realidad. TSMC, Taiwan Semiconductors, ya ha enviado su primer lote de procesadores a Apple, como reporta WSJ, por lo que termina la dependencia de Samsung como proveedor.

Los procesadores de TSMC estarán presentes en la nueva generación de iPhone y iPadEl asunto, por supuesto, es mucho más complicado y elaborado que simplemente no querer depender de Samsung por ser su principal rival en el mundo de los smartphones. De hecho, me atrevo a decir que eso no tiene casi absolutamente nada que ver. Apple, al conseguir un nuevo proveedor puede conseguir una mejor oferta de componentes (negocios son negocios) y, además, el desarrollo de nuevos y mejores procesadores.

Los procesadores que TSMC ha enviado a Apple han sido elaborados con un proceso de fabricación de 20 nanómetros, y no de 28 nm como hasta ahora los trabajaba Samsung. La ventaja de esto, al igual que sucede con los procesadores para computadores, es que estos consumen menos energía y se calientan menos, lo que se traduce en mayor rendimiento sin estos problemas.

Esto no quiere decir que Samsung haya sido reemplazado por completo, no. Esto supone que ahora Apple cuenta con más de un único proveedor para sus procesadores, que sin duda veremos incorporados en la próxima generación de iPhone, iPad y iPod Touch, que llegará a finales de este año.