Lindsay Lohan ha cumplido finalmente sus amenazas. ¿Quién? La ex-chica Disney que, al salir GTA V amenazó con denunciar a Rockstar por uso inapropiado de su imagen en uno de los personajes del juego. Como si a los creadores del juego les hiciera falta usar a un famoso para vender copias. Pobre chica.

Los ingresos de Rockstar se han triplicado gracias a GTA V Según Polygon, la denuncia que han presentado los abogados de la actriz norteamericana en los juzgados de Manhattan se basa en que los desarrolladores del juego usaron la imagen, ropa y estilo para crear un personaje lo más parecido a ella sin su consentimiento. De hecho, una de las misiones del juego, bastante divertida por cierto, es perseguir a "Lacey Jonas" por las calles de la ciudad y hacerle fotografías. Como un auténtico paparazzo.

El pasado mes de febrero Rockstar anunciaba que la última entrega de GTA había sido un éxito rotundo. Se habían vendido 32,5 millones de unidades, lo que supuso unos ingresos de 1.860 millones de dólares que, a su vez, reportaron a la compañía cerca 580 millones de dólares en beneficio. Cifras notablemente superiores a las del año anterior y que se pueden ver aumentadas con la salida del juego en las consolas de nueva generación y PC. Y claro, con estos números, la actriz, que hay que reconocer que no pasa por uno de sus mejores momentos, ha decidido sacar tajada.

Sería de justicia reconocer que existe cierto parecido y que las similitudes entre el personaje real y el del videojuego son más que simples coincidencias. Pero estoy seguro que Rockstar se asesoró como es debido para que esto no fuese un problema. Así que lo único que está consiguiendo la señorita Lohan es que se hable de ella. Con lo que, tal y como está el panorama, debería darse por satisfecha.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.