¿Por qué el Gobierno de España tiene tanto interés en imponer el canon AEDE?

El día 22 de julio es la fecha en la que está prevista que se apruebe en el Congreso de los Diputados la nueva Ley de Propiedad Intelectual, y en ella irá incluido el artículo 32.2 en el que se establece el Canon de uso de “fragmentos no significativos de contenidos”, mejor conocido como canon AEDE, por el que se obligará a todos los agregadores a compensar a la fuente original por enlazar sus artículos. En pocas palabras, uno de los atentados contra la red en España más grave desde la aprobación de la Ley Sinde-Wert.

En este sentido, no son pocas las voces que se han pronunciado en contra de esta media totalmente innecesaria. Desde los agregadores como Menéneame o la propia Google hasta organismos públicos como la CNMC, pasando por todo tipo de personas influyentes y relevantes en la red, han condenado la inclusión en la ley de ese fatídico artículo.

Ningún grupo parlamentario ha mostrado un rechazo contundenteEl problema de fondo es que ni el Gobierno, ni los partidos políticos más representativos han pronunciado un palabra en contra. De hecho, la mayoría de las enmiendas presentadas por los grupos más grandes en la oposición no solo no van en contra del Canon AEDE, si no que además muchos de ellos quieren reforzar el canon digital. E incluso, algunos grupos piden la supresión del canon AEDE para imponer un canon por copia privada más restrictivo para los consumidores.

¿Pero por qué ahora y por qué las prisas para aprobar este canon? Lo cierto es que no hay respuestas sencillas. Tal como está la situación actual, la imposición del canon traería a simple vista más problemas de los que supuestamente vendría a solucionar. De hecho, en ALT1040 ya os hemos hablado del informe de Afi en el que se hace un balance del impacto que tendría en la economía la aprobación del canon. Y también del informe de la CNMC en la que se exponen alternativas más equitativas a la aplicación del canon.

Las Directivas Europeas de 2011 y 2012 no dicen nada sobre un canon para los agregadores de contenidoDice el Ministro de Educación, Cultura y Deporte que la 'prisas' por la aprobación de esta reforma de LPI está justificada por la necesidad de transponer dos Directivas Europeas en materia de propiedad intelectual a la legislación interna. Pero si uno se para y examina dichas directivas, ninguna está relacionada con la aplicación de un canon por el uso de “fragmentos no significativos de contenidos”, si no que se trata del aumento de los derechos de los artistas de obras musicales con letra a 70 años y otra, más reciente de 2012, sobre garantías jurídicas para las 'obras huérfanas'. Es decir, materias de propiedad intelectual puras que ya estaban en parte reguladas en el ordenamiento jurídico español.

La otra excusa sobre la necesidad de la imposición de este canon está relacionada por el abuso y la inexistente compensación que los agregadores hacen a los medios 'cuando se lucran al usar contenido que no es suyo' utilizando fragmentos para enlazar y resaltar el contenido. El problema es ningún estudio afin ha demostrado esta correlación. Y lo más grave de todo es que no existe un acuerdo generalizado entre los medios pro y contra el canon sobre la existencia de un impacto negativo producido por los agregadores que pueda justificar la imposición de la tasa.

Los agregadores no son un perjuicio

O al menos no puede establece una relación que determine que aquellos medios cuyo contenido esté en los agregadores sufran un perjuicio. De hecho, sucede lo contrario tal como Lesley Chiou demostró en su estudio "Digitization and Aggregation" en el que se examinó la influencia del tráfico proveniente de Google News a los medios de Associated Press durante 2009, período en el finalizaba el acuerdo de Google con la AP para mostar el contenido -a la espera de renovación de contrato- pero que seguía presente con Yahoo! News.

Una caída del 20% en el tráfico de los medios de AP desde su salida de Google NewsEl resultado, durante el período entre diciembre de 2009 y enero de 2010 en el que los medios de Associate Press no estuvieron presente en Google News -uno de los agregadores más importantes- estos sufrieron una caída de visitas comparado con el tráfico que provenía de Yahoo! News. ¿Y cuanto fue su caída? Pues este estudio resalta un disminución del tráfico del 20% durante el tiempo en el que AP estuvo fuera de Google News, cerca de 80 millones de lectores según Chiou.

Y no solo eso, si no que los autores del estudio demostraron que los agregadores tiene un impacto positivo en el tráfico que derivan a medios locales y más pequeños, los cuales se benefician de los agregadores desde el momento en que permiten una mayor difusión entre el público que de otra forma no accedería a estos medios:

"La liberalización de los derechos de propiedad intelectual puede beneficiar a contenido que sea horizontal diferenciado, tales como los sitios locales que en otro sentido tendrían menos visitantes"

Pero también existen estudios patrios más directos sobre lo que suponen los agregadores para los medios. Del 8 al 16 de febrero y desde el 18 al 26 de febrero, los usuarios de menéame llevaron acabo un boicot contra los medios adscritos a AEDE, demostrando que un solo sitio, ni de lejos el tamaño de Google News, supone un beneficio en términos de usuarios y trafico para los medios; puesto que durante ese boicot, los medios a los menéame no redirigia tráfico vía compartidos de los usuarios, las visitas a medios de AEDE cayeron de 499,527 a 7,297.

Los agregadores y sus comunidades funcionan como 'content curators' dejando fuera lo irrelevanteDe esta forma, los agregadores no solo no son perjudiciales para los medios digitales, si no que suponen parte del tráfico que de otra forma no llegaría ni de forma directa a ellos. De hecho, los agregadores actúan como un 'content curator' para mostrar lo más relevante, y en algunos como menéame, con contenido directo enviado por los usuarios y autoregulado por la comunidad. ¿Hay algo más democrático que dar los usuarios la libertad de curar, separar y compartir el contenido? Y es que parte de la democratización de los medios, de la red y del contenido ha llegado por los agregadores que han puesto de manifiesto el poder de llamada que tiene algunos de los contenidos, y por extensión, que tiene el enlace.

Hay mejores alternativas al Canon AEDE

Y la alternativa más sencilla es tan antigua como la existencia de los buscadores y agregadores. Con la simple modificación del archivo robots.txt, cualquier medio que no quiera ser indexado por agregadores o buscadores puede conseguirlo. De hecho, es mucho más simple a nivel normativo y técnico introducir una ley que obligue a aquellos medios que no quieran ser indexados a que sean ellos mismos los que bloqueen los agregadores con todas las consecuencias. Es mucho más simple habilitar un procedimiento o fichero general para los medios que no quieran ser indexados de obligado cumplimiento para el resto o para los agregadores y no tener que acudir así al Canon AEDE.

La CNMC propone alternativas mucho más sencillas y efectivas que imponer una tasa indiscriminada a los agregadores de contenidoEsto permitiría, en primer lugar, no utilizar la ley de propiedad intelectual como una reglamentación recaudatoria para el contenido digital y además evitaría la imposición de una tasa que beneficie a un grupo de medios minoritarios en número, que son los que realmente quieren estar fuera del radar de los agregadores. Y en segundo lugar favorecer, o al menos no perjudicar, a aquellos que si quieran o que vean a los agregadores como un servicio “complementario y no competidor de su producto”, siendo una medida menos gravosa que imponer una tasa general en un sector en el los cambios son tan rápidos que pasado un tiempo dejan de tener sentido en cuanto aparezca una alternativa más eficiente para compartir.

Y porque de cara al consumidor final del contenido, y en palabras de la CNMC, "supondría un perjuicio para los consumidores en forma de menor tensión competitiva, menor variedad de oferentes y de innovaciones tecnológicas”, algo a lo que además se suma la Coalición Prointernet con el informe de Afi, y todo ello sin contar la barrera de entrada y el atentado al libre mercado que supondría para los agregadores que quieran entrar en el sector de los medios digitales en el futuro.

Más obstáculos a democratización de la red

Entonces si los agregadores no son un problema si no que suponen un aumento de tráfico, y además hay alternativas para garantizar los derechos de propiedad de forma menos gravosa que una tasa indiscriminada e injusta, ¿por qué el Gobierno y los partidos políticos tienen tanto interés en imponer al Canon AEDE?

Bueno en este caso, y como decía al principio, no hay una respuesta cuerda. La única respuesta que hay es que el gobierno quiera proteger, como siempre, a aquellos que aseguran su puesto cuando dejan el escaño, a los que pagan y financian sus campañas electorales y aquellos que dicen a los ciudadanos lo que los partidos políticos quieren que escuchemos. Y para garantizar y asegurar la continuidad de medios a los que ya se les han dado todas las alternativas que tiene el resto para cambiar su modelo de negocio y asegurar su supervivencia, y aún así siguen sentados en un trono de arena mientras se avecina la tormenta.

Pero sobre todo porque parece que todas las medidas enfocadas al contenido digital, al derecho de los usuarios o a la libertad de la red, han estado dirigidas a poner trabas y obstáculos al libre acceso a la información, a la democratización de la sociedad y al ataque del libre mercado cuando este no sea afín al gobierno de turno. Y es que en esta ocasión es una ley del PP, pero también el PSOE con la Ley Sinde y todos los grupos parlamentarios que no tiene una actitud activa en proteger la red y los derechos de los ciudadanos, son culpables de que nos encontremos ante esta situación

Ahora la pelota está en nuestro tejado, y somos nosotros lo que tenemos que parar el #canonazo.

Más de: CANON AEDE, CANONAZO
hazte socio

Recomendados