El universo creado por la mente brillante del (para algunos malvado) George RR Martin es algo maravilloso. En sus libros, A Song of Ice and Fire, podemos cerrar los ojos e imaginar cómo luce el famoso Nido de los Arryn, o el imponente y gigantesco Muro de Hielo que separa Westeros con el norte más norte. En el caso de la fascinante serie de televisión producida por HBO, lo tienen más difícil.

Los responsables de esta maravillosa serie de televisión que en su última temporada ha arrasado como nominado para los premios Emmy, no dudan en viajar a distintas partes del mundo para dar vida a sus escenarios. Ya en una anterior ocasión les mostramos las locaciones que dan vida a Game of Thrones, sin embargo, las imágenes producidas por computadoras (CGI) y los efectos visuales (VFX) aún tienen muchísimo protagonismo en esta serie.

Y así lo ha querido demostrar la compañía Mackevision, expertos en efectos visuales que participaron en la producción de las últimas dos temporadas de Game of Thrones, al publicar un vídeo del antes y después de los escenarios de la serie, algunos incluso creados completamente en computadores.

Puede que Croacia, Irlanda, Malta e Islandia hayan sido utilizados para dar vida a las locaciones de los últimos 10 episodios de la serie, pero "los retoques" (y mucho más que retoques) fueron necesario para plasmar las ideas de Martin. El castillo de King's Landing en esa épica e inolvidable batalla entre dos guerreros, el barco en el que viaja Arya y el camino a Meereen son algunos que fueron retocados y añadidos muchos detalles. En cambio, tanto el Muro como la costa de Braavos fueron diseñados por completo usando CGI.

Sin lugar a dudas el resultado es magnífico y sorprendente, tan realista que cualquiera podría imaginarse pasándole por debajo a la enorme estatua del caballero que da la bienvenida a los visitantes de la ciudad libre de Braavos.