La historia se repite. Lo que sucedió hace unas semanas con Gowex se está repitiendo en estos momentos con otra empresa española: FacePhi. Según un extenso artículo publicado en El País, la compañía de software de reconocimiento facial estaría valorada en cerca de 21 millones de euros, una cantidad desorbitada para los 8.600 euros que facturó en 2013.

Según publica el periódico, FacePhi decía tener contratos y haber instalado sistemas de seguridad en el Empire State Building de Nueva York. Sin embargo se ha demostrado, comprobando con el responsable de seguridad del edificio, que esas informaciones son falsas. Las mentiras de su presidente, Salvador Martí, no conocen fronteras, involucrando desde entidades financieras peruanas a multinacionales mexicanas.

Una de las cosas que más sorprende es que el propio fundador reconoce que la tecnología no es la más avanzada del mercado pero que, al haber desarrollado ellos mismos todo el software, no pagan licencias. Un modelo que ya existe en otras multinacionales más famosas y serias del sector.

Las previsiones de facturación de Salvador Martí eran desproporcionadas. En 2013 facturó, 8617 euros, este año se prevé cerrarlo con 561.000 euros y para el año que viene se esperaba cerrar una facturación de 1.344 millones de euros. Números que no pueden ser tomados en serio por ningún analista financiero.

Posiblemente estemos ante otro pufo que, lamentablemente, darán una pésima publicidad a la escena de emprendimiento española. En estos momentos la tendencia entre los accionistas de FacePhi en el MAB es de venta y la empresa está perdiendo alrededor de un 5%. Llama la atención que esta empresa entró en bolsa hace menos de un mes, el 1 de julio, y que desde entonces su presidente se ha embolsado 492.000 euros al vender 200.000 acciones. Además su vicepresidente y varios socios también se han visto beneficiados gracias a la venta de acciones, llegando a hacerse con cantidades que van de los 246.000 hasta los 290.000 euros.

Estaremos pendientes de este asunto, pero desde los indicios son bastante desalentadores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.