Vodafone

A mediados del mes de marzo Vodafone anunció la compra de Ono por un total de 7.200 millones de euros luego de varias semanas de especulaciones y rumores que hablaban al respecto. Una compra de tal magnitud no se puede realizar sin que entes gubernamentales y cámaras de comercio lo aprueben y la buena noticia para el gigante operador es que finalmente, hoy la Comisión Europea ha dado el "Sí" a esta compra.

Esto quiere decir que de forma oficial la comisión aprueba la adquisición de Ono por parte del grupo británico, por lo que ahora Vodafone espera que la operación se complete en un plazo máximo de dos a tres semanas.

En cuanto a los usuarios de Ono, Vodafone asegura que a corto plazo no habrán cambios ni novedades, seguirán manteniendo los mismos servicios contratados y las mismas líneas de soporte e información. Sin embargo, si comenzarán a trabajar en una nueva oferta comercial conjunta que combinará los servicios y posibilidades de ambas empresas: la fibra de Ono para la telefonía fija y ADSL, y el 4G de Vodafone para las redes móviles.

La compra de Ono, empresa de telefonía fija y móvil, supone la tercera adquisición de banda ancha por parte de Vodafone en el viejo continente durante los últimos dos años. Su propósito con esto es más que sencillo, expandir su alcance de mercado e inmediatamente Vodafone se posiciona como el segundo operador español en ADSL y Fibra, solamente por detrás de Movistar.