carga inalámbrica para smartphones

La gran promesa de la carga inalámbrica para smartphones sigue sin cuajar, tan solo un puñado de modelos de alta gama ofrecen esta posibilidad y no parece que vaya a convertirse en la niña bonita que nos habían vendido. Pero en el mundo de la automoción, la carga inalámbrica para smartphones tiene mucho sentido, es muy práctica y soluciona de un plumazo una gran cantidad de problemas. Es algo que los mas tecnológicos pueden llegar a valorar al comprarse un nuevo coche y Lexus con su nuevo NX, un crossover compacto, quiere hacerse con una parte de este pastel.

Cargar un smartphone en un vehículo es una tarea sencilla, simplemente hay que comprar un cargador para coche compatible con nuestro modelo de móvil y enchufarlo. No es caro, es sencillo, así que, ¿por qué digo que puede ser tan importante que comience a llegar la carga inalámbrica para smartphones a los coches?

El Lexus NX300h con este extra tiene un coste de 46.700 euros.

En primer lugar porque nos quitamos un cable de en medio. Tener que quitar la tapa del mechero, conectar un cargador más el cable y que recorra, en ocasiones, toda la consola central, afea por completo este espacio. En la era de las conexiones inalámbricas es lógico pensar que cargar el smartphone en el coche debe ser algo más estético, sobre todo porque esta tarea no ha evolucionado desde que existen los mecheros en los coches.

Además, si tomamos una curva, realizamos una frenada de emergencia, una maniobra de esquiva... es muy probable que lo que tengamos en la consola central se mueva y en el caso de los móviles, suelen desconectarse del cargador. Para volver a cargarlo habría que parar el coche, coger el móvil y volver a conectarlo. Si tenemos la posibilidad de cargarlo inalámbricamente, tan solo tendremos que volver a dejarlo en su bandeja.

Y el tercer punto a favor radica en la comodidad. Entrar al coche y dejar el smartphone en su cuna. Eso es todo lo que tenemos que hacer, de hecho, podríamos llegar a cargar no solo uno, sino varios a la vez. El de nuestros acompañantes, el nuestro...

Pero hay un pero muy grande, el motivo por el que no van a triunfar. No podemos vincular la compra de un coche a un modelo de móvil. ¿Y si deja de ser compatible con nuestro próximo smartphone? Estamos obligados a mantenernos o bien con el mismo fabricante o bien con el mismo sistema operativo o bien si cambiamos de smartphone podríamos perder esta extra de carga inalámbrica. El sector todavía no se ha pronunciado y aún hay muy pocos fabricantes que hayan apostado por esta tecnología, quizá es pronto para introducirla en los coches, pero hay que dar el paso.

Como usuario habitual del coche y más en la época en la que tenemos conectado el smartphone por bluetooth reproduciendo música veo mucho sentido a la carga inalámbrica, mucho, porque podría ser muy cómodo. Soltar el móvil en el coche y que se cargue. Si bien Lexus no es el primero puesto que Chrysler y Nokia con un adaptador para coches que permite cargar sus smartphones compatibles de forma inalámbrica ya son una realidad.