Hace muy poco te hablaba de cómo muchos fabricantes parecía que habían encontrado límites lógicos de cuantas relaciones puede tener una caja de cambios. En ese artículo mencionaba que una de las bondades de los vehículos eléctricos es carecer de este elemento, ahorrando por tanto en mantenimiento. Pero en este maravilloso camino se cruza la eficiencia energética, y por este motivo quizá no haya que decirle adiós tan pronto a este elemento de una forma tan prematura, ya hay empresas trabajando en vehículos eléctricos con caja de cambios.

Para probar que una caja de cambios en un modelo automático es viable, una compañía de origen alemán, Schaeffler, transformó un compacto impulsado por un motor convencional en un modelo totalmente eléctrico al que acopló una caja de cambios automática con dos relaciones.

La eficiencia podría mejorar un 6%.

La compañía empleó un cambio automático de engranajes planetarios que se asocia con un actuador cuya misión es realizar el cambio de marchas. El conductor seguirá sin tener la posibilidad de cambiar de marcha porque todo el trabajo se realiza de una manera totalmente transparente y según informa la compañía, el conductor no apreciará este cambio de marcha al entregar el par de una forma constante.

Esta caja de cambios hará que el motor eléctrico trabaje siempre al mínimo de revoluciones posible, por lo que el ahorro en materia de energía se cifra en un 6%. Por ejemplo, un Focus Eléctrico, cuya autonomía es de 162 kilómetros, aumentaría este dato en casi 10 kilómetros más.

Tesla contempló esta posibilidad cuando planteó el Tesla Model S y la descartó.

El propio fabricante ha confirmado que este dato podría incluso aumentar debido a que la mejora de la eficiencia se registraría, sobre todo, a velocidades elevadas como las que se pueden registrar en una autovía, por lo que uno de los problemas de los vehículos eléctricos para salir a carretera podría comenzar a tener una solución. No sería definitiva, pero sí que es un paso muy interesante.

Los vehículos eléctricos con caja de cambios podrían ser un paso muy importante para mejorar la autonomía, pero no debería ser la vía de evolución puesto que en la simplicidad mecánica de estos automóviles radica parte del mensaje que los fabricantes nos transmiten: que el vehículo eléctrico necesita mucho menos mantenimiento que uno coche convencional. La caja de cambios para estos automóviles rompe ese eslogan.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.