Hace unos pocos días Catalunya amenazó legalmente a Airbnb, al considerar que los inmuebles ofertados en su plataforma incumplen la ley sectorial, la cual obliga a dichos inmuebles a estar dados de alta en el registro local autónomico. Por si la semana no hubiese sido suficientemente empinada para Airbnb, hoy la Comunidad de Madrid le da su segundo golpe: para alojarse en este tipo de viviendas habrá que pasar un mínimo de cinco noches de estancia, como informa El Diario.

Los alojamientos que ofrece Airbnb quedan calificados como "viviendas de uso turístico", frente a los "apartamentos turístico". Las diferencias que establece la Comunidad de Madrid entre ambas figuras son las siguientes:

  • Viviendas de uso turístico (modelo Airbnb): piso de un particular, en una finca residencial, estancia mínima de alojamiento de cinco noches, sin una categoría en especial.
  • Apartamentos turísticos: un bloque entero dedicado a apartamentos, recepción y zonas comunes aparta de las habitaciones, sin estancia mínima, clasificación de 1 a 4 llaves.

Según la Comunidad de Madrid, actualmente hay entre 6.000 y 8.000 viviendas de uso turístico en la ciudad. A partir de ahora, deberán someterse a esta nueva regulación, empezando por las cinco noches de estancia mínima. ¿Quiénes son los beneficiados de esta nueva escena de Airbnb en Madrid? Por lo pronto, la patronal hotelera, que ya ha manifestado su aprobación a la medida. La media de noches de alojamiento en hoteles es de sólo dos noches, así que Airbnb tiene bastante complicado mantener al menos una fracción de su cuota actual.