Ayer Reuters publicaba un rumor que situaría el lanzamiento del iWatch, el supuesto nuevo producto de Apple, en octubre. Para añadir gasolina al fuego, esta mañana nos hemos despertado con la noticia del Wall Street Journal que asegura que el dispositivo tendrían múltiples diseños además de más de diez sensores. Apple cree que hasta ahora su competencia no ofrece nada nuevo Las fuentes del rotativo americano aseguran que el nuevo wearable de Apple tendrá varios tamaños diferentes, presumiblemente 1'5" y 2'5", y que se centrará en ofrecer soluciones que hasta ahora ningún gadget de muñeca ha ofrecido. En este sentido, habría un interés muy alto en ofrecer soluciones prácticas para temas de salud y fitness que otras marcas no han sabido o no han podido ofrecer.

Se cree que su producción masiva empezará en dos o tres meses para, de este modo, para tener las primeras unidades listas en el mes de octubre. Además, se estima que entre unos 10 y 15 millones de unidades serán enviadas para final de año y que dentro de 12 meses habrá vendido cerca de los 50 millones. Unas cifras a tener muy en cuenta si consideramos las ventas de la competencia.

Teniendo en cuenta estos datos me aventuro a hacer una serie de predicciones que podrás echarme en cara a partir de otoño:

El iWatch será presentado en septiembre

Es costumbre en Apple presentar un producto nuevo, y aquí está lo más importante del tema, y lanzarlo meses después al mercado. El iPhone original fue presentado en enero de 2007 y lanzado en junio del mismo año (6 meses). El iPad se anunció en enero de 2010 y salió a la venta en abril (3 meses). Por lo tanto, no sería descabellado predecir que el iWatch será presentado en septiembre con disponibilidad en octubre. En los casos anteriores los productos "abrían" una nueva categoría, sin embargo con el smartwatch ya hay productos notables de la competencia.

Más salud que fitness

Las contrataciones de profesionales relacionados con la salud son bastante esclarecedoras Cuando se presentó el Samsung Simband hace unas semanas la industria no le dio la importancia que se merecía. Sin embargo a mí me pareció una muy buena iniciativa. De hecho me pareció tan buena que me pregunté, si los surcoreanos están haciendo esto ¿qué harán en Cupertino? Las contrataciones que hizo Apple en este y el anterior año apuntan a funciones médicas muy específicas, a saber: ichael O’Reilly viene de Masimo Corporation, donde lanzó un pulsioxímetro que se conectaba al iPhone; Nancy Dougherty viene de la startup Sano y, previamente, de Proteus, donde lanzó un parche de medición de pulsaciones cardíacas con Bluetooth; Ravi Narasimhan que viene de Vital Connect, un experto en sensores de salud que cuenta con más de una docena de patentes relacionadas con estos. Incluso se llegó a aventurar que habría opciones de una monitorización del embarazo (de ser cierto esto, Apple gana el mercado).

Moda-tech, una nueva categoría

Aquí influirán dos factores: funcionalidad y diseño. Son los pilares de Apple, cierto, pero en un dispositivo que vas a llevar 24 horas al día, esto es más importante que nunca. Lo primero se vería resuelto con las características de monitorización de la salud que dispone. Lo segundo lo dejamos en manos de Jonny Ive y su genialidad pero se comenta que será una pieza un tanto arqueada con cierto grosor en el centro, como si fuera un brazalete. De ser cierto esto, se convertiría en una pieza de moda-tech de lujo. Además, la empresa de Cupertino no hace mucho ya inició los trámites para convertirse en una marca que también pudiese vender accesorios de lujo y joyería. Hecho que confirmaría el nacimiento de esta nueva categoría.

La semana que viene se celebra la Google I/O y puede que se presenten alternativas muy interesantes en el mundo de los smartwatches. De todos modos veremos si son lo suficientemente maduras como para representar una amenaza al futuro de Apple o si, por lo contrario, la empresa de Cupertino puede irse de vacaciones este verano.