Últimamente se lleva mucho la moda de llamar a un nuevo servicio con el referente de otro, por ejemplo: el Uber de tal, el Facebook de cual o el GitHub de Pascual. Y ya me da rabia haberme subido al carro, porque creo que un servicio o producto debe explicarse sin otras marcas, pero en este caso es inevitable. Plutomail es el Snapchat del correo electrónico.

Su funcionamiento es bien sencillo: el servicio te permite conectar tu cuenta habitual de email y transformará el contenido del correo y sus archivos adjuntos a formato .jpeg antes de que se envíe a su destinatario. Una vez llegue el plazo de expiración que tú mismo has configurado al enviar el mensaje, éste desaparecerá como por arte de magia. Se puede conectar con Dropbox para guardar las imágenes creadas en la nube Otra de las características de Plutomail es el hecho de que se puede modificar el contenido del correo antes de que sea leído, permitiendo así corregir errores. Pero además, también se puede "desenviar" un correo o saber si han sido leídos. Algo que, sin duda, hará las delicias de los más indecisos.

La diferencia entre este servicio y otros es que Plutomail no obliga al receptor a tener un cliente especial de correo o una extensión de navegador, todo depende del emisor. Así pues, se sitúa por delante de aplicaciones como SecretInk o Snapchat, si consideramos a esta última como aplicación de mensajería.

El Co-fundador del servicio, David Gobaud, explica en TechCrunch que la idea se le ocurrió dos años atrás pero que no quería obligar a los usuarios a tener que usar aplicaciones propietarias para ello. Plutomail cuenta con múltiples tutoriales para su configuración en diferentes plataformas para facilitar su adopción.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.