Durante la CES 2014 Sony nos sorprendió anunciando finalmente qué haría con la tecnología de Gaikai, empresa especializada en el streaming que había adquirido meses atrás y hasta ese momento no teníamos claro para qué. La apuesta de Sony por el mercado de los videojuegos es más fuerte que nunca, PlayStation 4 no hace más que tomar fuerza y popularidad, por lo que era lógico pensar que Gaikai iría hacia este segmento.

Así nació PlayStation Now, un servicio de streaming de videojuegos que la verdad lucía genial. Con él, es posible hacer streaming tanto a PS3 y PS Vita como a PS4, televisores Bravia y más adelante, dispositivos móviles de Sony (smartphones y tablets). Sin embargo, hasta la fecha no se conocían los precios de alquilar juegos usando PlayStation Now; hoy lo han dado a conocer directamente a través de la beta del servicio, y como afirman en Kotaku, son una locura.

Sencillamente me niego a pagar 5 dólares por jugar 4 miserables horas a un juego vía streaming. No. Así no, Sony.

Quien me conoce sabe que soy usuario desde hace años de, entre otras, plataforma PlayStation. La idea de jugar algo como Uncharted o The Last of Us directamente en un smartphone vía streaming suena maravillos (y utópica, tomando en cuenta el internet de mi país), además de que era la oportunidad perfecta de jugar todos esos títulos de "generación pasada" que no disfruté, en mi PS4, y sin tener que gastar el precio completo por el juego.

Pero la realidad es otra; PlayStation Now me ofrece Guacamelee! alquilado por 90 días por un precio de 15 dólares, lo mismo que si lo comprara en digital para la consola, y ni hablar de que pagué 2 dólares por él en Steam. Una locura, la verdad.

Esperemos que esto sea un "primer borrador" y que luego de salir de beta los precios cambien, especialmente tomando en cuenta el pésimo recibimiento del público que va a tener, y está teniendo. Lo más curioso es que incluso para probar la beta de PS Now, que funciona con retrasos y malos tiempos de carga, ahora hay que pagar por el servicio. Una mala movida de Sony que no va acorde a sus recientes y excelentes anuncios durante la E3 2014, que opacará a un servicio tan innovador como este.