SwiftKey es, quizás, la aplicación que más utilizo en mi día a día al usar mi smartphone con sistema operativo Android, desde hace ya unos tres años. Es el teclado que he instalado inmediatamente al tener en la mano un nuevo móvil, tablet o sencillamente al cambiar de ROM o cualquier situación que lo amerite. Son, quizás, los mejores 2 dólares que me he gastado en aplicaciones (ya que de paso la compré en rebaja) y no ha hecho más que facilitarme infinidad de veces el escribir un mensaje, tweet o correo.

La sorpresa que me he llevado esta mañana al ver que se había actualizado y SwiftKey pasaba a ser gratuita ha sido bastante grande. Su modelo de negocio ahora es freemium, el "Free-to-play" de las aplicaciones, por así decirlo, y solamente recibirán ingresos desde la tienda in-app qui han estrenado, vendiendo temas para personalizar el teclado y algo más en el futuro (¿stickers?).

Y la noticia no podría agradarme más.

Freemium, la nueva moda en las aplicaciones

Me parece inaudito leer infinidad de quejas de usuarios en redes sociales y foros, o incluso en la Google Play Store, relacionado a "cómo habían perdido su dinero" al comprarla hace un mes o un año (o más) para que ahora "la regalen". Los modelos de negocios cambian, señores, y las empresas evolucionan. Aunque SwiftKey siempre fue pago ahora opta por seguir el modelo que otros han popularizado, otros como Line, empresa que no hace más que dinero mensualmente gracias a vender stickers, vidas para jueguitos y temas para su aplicación.

Y Line puede que funcione bastante lento y pesado, pero funciona, cumple su cometido, y en Asia es sinónimo de éxito, es sinónimo de una empresa que revolucionó el mercado de las aplicaciones de mensajería regalando todas las funciones, y vendiendo solo añadidos.

Incluso BBM se ha unido a esta tendencia ofreciendo la aplicación de forma gratuita pero desde hace poco tiempo ha comenzado a vender stickers y estoy seguro que BlackBerry tiene bajo la manga alguna forma más de sacar provecho de esta, la plataforma de IM más segura, sin necesidad de capar a los usuarios y sus posibilidades.

Esto es Freemium, o Free-to-Pla, bien hecho, y aplaudo el valor de SwiftKey de apostar por este modelo que parece ser la moda entre las aplicaciones móviles, una tendencia que, siempre que se siga de manera honesta y no como una estafa, el consumidor sigue ganando.

Freemium mal hecho: en los videojuegos móviles

¿Siempre has deseado SwiftKey pero no quieres o no puedes pagarla? (atención, Venezuela y los problemas de las compras en dólares), Ahora es posible y sin necesidad de piratear e instalar aplicaciones posiblemente maliciosas en tu móvil. ¿Quieres que tu teclado ahora sea naranja o rosa o de cualquier color y forma? Paga un poco más, pero es el mismo teclado con las mismas funciones que usa el que no quiere pagar un centavo.

Muy distinto es el caso de la mayoría de los videojuegos móviles que intentan aplicar un modelo "Free-to-Play" y más que videojuegos se convierten en vampiros chupasangre, como es el terrible caso de esa estafa llamada Dungeon Keeper que instamos a todos a NO instalar en ningún dispositivo, dado que en lugar de habilidad y constancia lo que quiere es dinero y más dinero, o tantos otros casos.

Una cosa es ofrecer añadidos por un precio, otra limitar la experiencia básica de una aplicaciónFree-to-play no es lo mismo que Pay-to-win, ni tampoco poner absurdas barreras de tiempo que solo puedes desbloquear pagando unas monedas, una y otra vez, hasta que ese juego "gratis" te hace gastar 100 o más dólares, inaudito.

Por eso es que mientras que las aplicaciones han entendido este modelo de negocio y muchas lo están comenzando a aplicar a la perfección, los juegos móviles tratan de aprovecharse del usuario, y de ese enorme botón comprar que puede ser tan tentador para el niño pequeño que juega en el iPad de su padre.

Mientras sigan naciendo aplicaciones como SwiftKey y Line que ofrezcan solamente añadidos para atraer clientes a que gasten dinero en ellas, sin limitar la experiencia de usuario más básica de la aplicación, el Freemium podría convertirse en un verdadero éxito, y una moda que muchos querremos ver expandirse en las tiendas de aplicaciones virtuales, pero solo de esta forma.

Muy distinto sería un SwiftKey que al escribir la quinta palabra de una oración te dijese: "Pague $0.99 para continuar escribiend", ¿verdad?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.