Alan Turing creó en 1950 el Test de Turing, un desafío para demostrar si una máquina es inteligente. Pese a tener más de 60 años, sigue siendo el método más popular y utilizado por los defensores de la inteligencia artificial. Para validar la inteligencia de la máquina, el juez que realiza preguntas y charla con la máquina no debe ser capaz de distinguir si es humano o es un robot. En ese caso se considera que la máquina es inteligente. En 2010, un robot superó por primera vez esta prueba. Y ahora, en junio de 2014, el software Eugene ha logrado superar el Test de Turing con método científico, como informa io9.

Eugene consiguió este hito en el Turist Test 2014, un desafío anual celebrado en la Royal Society de Londres y organizado por la Universidad de Reading. En este desafío, se considera que si el 30 % del tiempo de la prueba los jueces no han logrado descubrir que el supuesto humano es en realidad una máquina, se ha pasado el Test de Turing. Eugene se quedó a las puertas con un 29 % en la edición de 2012, y en la de 2014 ha alcanzado el 33 % de tasa de confusión. Sus creadores, Vladimir Veselevo y Eugene Demchenko, dieron a su software un nombre propio (Eugene Goostman) y un perfil para responder a las preguntas de los jueces, el de un niño ruso de 13 años de San Petersburgo.

eugene

La edad escogida para el perfil humano de Eugene no es casual: los 13 años es la edad de la preadolescencia, cuando un ser humano todavía desconoce bastante de la vida, pero no es tan niño como para tener una personalidad y un conocimiento demasiado infantiles para la prueba, como han explicado sus creadores en la web de la Universidad de Reading. Esta prueba se ha celebrado justo coincidiendo con el 60º aniversario de la muerte de Alan Turing, quien ya en 1954 hablaba del descenso de la dificultad de su test con el paso de los años.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.