Ayer, mientras estaba escribiendo sobre el nuevo título de Angry Birds me di cuenta de que ya me estaba cansando de ellos. Quiero decir, ¿no tienes la sensación de que llevan décadas sacando los mismos juegos? En realidad "sólo" llevan cinco años, pero qué largos se me han hecho.

Han sabido explotar mejor que nadie un producto que cayó en gracia al mercado y de ahí lo han llevado a todos los terrenos y en todos los formatos: móviles, tabletas, ordenadores, consolas, televisión, libros, juguetes, disfraces, material escolar, bragas, calzoncillos, batamantas, bandejas para llevar el desayuno, fundas de móviles, etc. Es una lista sin fin que se va enrareciendo a medida que va añadiendo más items. El mercado suele dar señales de saturación pero los directivos acostumbran a mirar a otra parte por su propio beneficio Y tal vez sea por eso, por su saturación, que veo con preocupación la vida de estos pajaritos y, por extensión, la de sus creadores. El mercado, el público en general, es un ente extraño que actúa de manera irracional casi como un amante: cuando te quiere te lo da todo, cuando se cansa de tí te deja en la miseria.

Ya ha habido ejemplos, y bastante recientes, de muerte por éxito. No importa la industria que sea, llega un momento en el que un producto, servicio o empresa toma una decisión equivocada que afecta a su futuro. En algunos casos los deja heridos de muerte, en otros los mata y en otros es un serio aviso para que cambie de rumbo. Me pregunto cuál será el caso de las negativas noticias de Rovio, los creadores de Angry Birds.

Rock Band

La conocida saga de juego musicales fue un hito hace escasos años. Incluso modificó los hábitos de muchas personas ajenas al mundo de los videojuegos que se reunían en la casa del poseedor de este título para pasar la noche jugando. Pero hubo un hecho que marcó el inicio de su declive y fue la compra por parte de MTV. El canal "musical", sin previa experiencia en el mundo de los videojuegos, pagó 175 millones de dólares, a través de su empresa matriz VIACOM, por Harmonix, la desarrolladora del videojuego. Tres años después Viacom tuvo que vender la franquicia y cerrar la división de videojuegos. Fracaso total.

Wii U

Nintendo ha sido acusada desde sus inicios de exprimir sus títulos. Unos dirán que saben aprovechar lo que tienen y otros dirán que no son originales. Pero una cosa está clara: confían en sus cartas. Sin embargo esa confianza se ha visto traducida en inmovilismo en su última consola de sobremesa, la Wii U, que no ha alcanzado las ventas previstas por la compañía japonesa que se ha visto obligada a reducir de nueve a casi tres millones de unidades previstas de venta para 2014. Un reajusto muy severo para una máquina que lleva en el mercado desde 2012 y que ya ha sido superada por la PS4 en apenas diez meses.

American Pie

Los treintañeros como yo recordaremos con felicidad esta mítica saga del cine adolescente. Fue el Porky's de nuestra época. Y visto el tirón que tuvo la primera entrega en 1999, también salieron secuelas en 2001 y 2003. Pero alguien debió pensar que una trilogía era poco para los adolescentes del mundo y decidió que sería bueno sacar cuatro entregas más directamente en DVD. Finalmente, en 2012, y como culminación de la saga, American Reunion, pretendía cerrar la historia de unos protagonistas en una edad más madura. Y digo pretendía porque gracias al éxito del último título se ha anunciado un nuevo episodio. Los números hablan por sí solos en EE.UU donde el interés ha ido decreciendo con el tiempo:

American Pie: $102 millones American Pie 2: $145 millones American Pie 3: $104 millones American Reunion: $57 millones

El Padrino

Una de las mejores historias jamás contadas también sufrió el síndrome de estirar la goma de mascar. La historia de la familia Corleone interesó a público y crítica en sus dos primeras entregas que consiguieron recaudar $133 millones la primera y $47 la segunda ganar sendos Oscar a la Mejor Película (hay que recordar que en 1972 y 1974 el precio de las entradas de cine en EE.UU era totalmente diferente al actual). En cambio, la tercera parte fue un sonado fracaso ya que la crítica la calificó como una cinta olvidable y la taquilla le permitió cubrir costes y gracias. Un duro final a una de las sagas más importantes del cine.

BlackBerry

La historia de la telefonía móvil no podrá contarse sin mencionar a una empresa canadiense que marcó un antes y un después en el envío de correos electrónicos desde un dispositivo de mano. RIM, una compañía que nació en 1999 y que hace escasos meses ha visto el inicio de su ocaso con el despido del 40% de su plantilla. Puede que haya muchas razones de la caída de Blackberry pero desde luego la que más destaca por encima de todas es el no adaptarse a los tiempos y en el momento de hacerlo, ejecutarlo tarde y mal. Tenían dominado el mercado empresarial, quisieron ir a por el doméstico, perdieron de vista el primero y, al querer recuperarlo, ya era demasiado tarde. A día de hoy, ya no cuenta para nadie.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.