Puede que Elon Musk sea el hombre del momento a nivel empresarial y científico. En una reciente entrevista para la CNBC el pionero de los automóviles eléctricos ha dejado un par de comentarios dignos de mención. ¿El más interesante? La humanidad puede pisar Marte en un tiempo máximo de diez a doce años. Antes que la NASA. Tesla acaba de liberar todas sus patentes para ayudar a la industria del automóvil eléctrico Tal vez sean unas declaraciones un tanto osadas pero hay que tener en cuenta que ha conseguido revolucionar el mercado del coche eléctrico, el de verdad, no el híbrido, en menos de 10 años. Cierto es que ha recibido financiación de muchos sectores e incluso del gobierno norteamericano, pero también es verdad que se está ganando muchos enemigos con su popular vehículo antigasolina.

Sin embargo uno de los retos a los que se enfrenta la humanidad, en palabras de Musk, no es llegar al planeta rojo sino cómo sobrevivir y establecerse allí de manera autónoma. Ese es el gran reto de la humanidad a largo plazo. Lo cual no deja de ser comprensible ya que establecer una serie de viajes espaciales que tan sólo lleven provisiones sería de un coste desproporcionado. La Dragon V2 es capaz de llevar siete personas a la ISS de manera eficaz De todos modos ya hemos visto de lo que es capaz la Dragon V2, la nave espacial reutilizable de SpaceX, otra de las compañías de Musk. No sería descabellado pensar que su predicción estuviera basada en hechos más que en suposiciones ya que se estima que su trasbordador espacial pueda empezar a operar en tan solo tres años.

Sea como fuere, el emprendedor surafricano no deja de darnos titulares y, casi sin querer, dejaba otro titular en la entrevista concedida a la cadena de noticias. Y es que resulta que en la última pregunta reveló que los trabajos de investigación con la compañía japonesa Panasonic podrían dar sus frutos en unos tres años y eso significaría baterías para automóviles de mayor capacidad y más asequibles. Parece que dentro de tres años habrá muchas noticas interesantes.