Durante las últimas dos décadas los dominios de páginas web terminados en punto com o .com se han adueñado de la mayor parte de la cuota de mercado en la red de redes. "Punto com" es sinónimo de "buena web" para muchos, quienes incluso reniegan a otras terminaciones de dominios populares como .net o .org, y es que el 42% de todas las páginas web en el mundo son .com, pero su era de liderazgo indiscutible está a punto de finalizar.

Expertos y analistas web han declarado a The Telegraph que la era de "punto com" terminará en 2020, y la razón es sencilla: diversificación de la web, y la posibilidad de hacerla llegar de manera más fácil e intuitiva a cualquier persona en el mundo.

La tendencia en la web será ofrecer dominios más descriptivos y comprensibles para el usuarioHace poco tiempo comenzaron a surgir dominios web con terminaciones "poco comunes" pero en general más específicas y comprensibles para el internauta común. Por ejemplo, ahora contamos con dominios con terminaciones relacionadas a su geolocalización, y gracias a ello comienzan a nacer abundantes páginas web terminadas en .london, .nyc y pare de contar, dependiendo de la ciudad que se trate.

Y ni hablar de los polémicos pero cada vez más comunes .sex, .sexy y .xxx que comienza a ser un nuevo estándar para las páginas web dedicadas a la pornografía. La diversidad llega a los dominios en internet, incluso ofreciendo páginas webs con terminaciones en diferentes caracteres como el árabe, mandarín o japonés.

El estudio de estos expertos aseguran que en los próximos seis años no es que las páginas web con terminación en .com ya no vayan a ser populares, no; sencillamente aunque los .com seguirán contando con una amplia popularidad en internet, la nueva tendencia hará que los dominios web sean más descriptivos, intuitivos y "neutrales geográficamente"; además, no podría dejar de mencionar el hecho de que las webs .com ya están saturadas, y conseguir un dominio relacionado y lo más simplificado posible a un proyecto o incluso compañía terminado en .com actualmente es una odisea.

Así, comienza la cuenta regresiva hasta el fin de la era .com como amo y señor de los dominios en internet; tomando más relevancia cualquier terminación más natural y descriptiva para una web.