Cuando se llevó a cabo la WWDC 2014 lo primero que me percaté es cómo Apple de nuevo pone todo su énfasis en la pantalla de nuestro dispositivo, algo que desde los días de Jobs ha querido dejar claro esta compañía: lo que más importa en un dispositivo móviles es el contenido, y punto. Por eso en esta conferencia de desarrolladores ni siquiera presentaron nada de hardware, aquí lo que importaba era el contenido, el software, y vaya que han sorprendido.

Entre iOS 8, OS X Yosemite y su alud de novedades, la que más me ha sorprendido entre todas ha sido Family Sharing, una opción realmente viable y sorprendente para compartir contenido digital con nuestros familiares.

Ahora, ¿por qué Apple pone énfasis en compartir cosas y no vendernos más? Es sencillo. Piensa un minuto, ¿hace cuánto no compras un CD de una banda que te guste o un libro que quieres leerte? Todo eso con el tedioso proceso de ir a la tienda, contar con que lo que deseas esté allí, pagarlo y luego de toda esta odisea, consumirlo.

ios family sharing

Se que hay amantes de los vinilos (es que son geniales) y todo lo de más, pero el 98.75% de nosotros ya no compra estas cosas en físico (cifra inventada pero seguro muy cercana a la real), lo compra desde el móvil, sin dar un paso, y listo, a escuchar ese nuevo disco de Daft Punk del que todos hablan o leer la nueva novela de la creadora de Crepúsculo (no Dios, no).

Family Sharing convierte la tradicional biblioteca de un hogar, en digitalEl grave problema de esto es que: aunque vivimos en una era donde lo virtual se ha hecho lo común, ya no podemos prestar libros o prestar ese CD que tanto te gusta, algo que hasta hace nada era lo más fácil posible con un "toma tío, llévate el libro y me lo das cuando acabes", y ya.

Pero Apple ha encontrado la solución a este mal.

Por eso me ha sorprendido tanto Family Sharing, dado que aunque no es una idea original de Apple, no deja de ser espectacular. Estamos ante un sistema que funciona, es viable y muchos usaremos para compartir no solo libros y música, sino también aplicaciones... y más. ¿Que quieres probar el nuevo Infinity Blade 3 pero no lo tienes? Pues pídeselo prestado a tu hermano que ya lo compró, y listo. Igual tu más adelante le podrías prestar el GTA III para que lo juegue en su iPad, de forma legal, dado que ya tú lo pagaste.

Una idea heredada de Steam, que Microsoft quizo y no pudo hacer

Quien me ha leído sabe cómo me apasionan los videojuegos y por ello que no quede dudas de que esta idea está muy inspirada en lo que hace Valve con Steam hoy en día, y más aún, lo que Microsoft quiso hacer con Xbox One, y "no le dejaron.

Hace un par de meses nuestros compañeros de Bitelia probaron a fondo la función de Préstamo familiar de Steam (usando los juegos de servidor) y la idea resultó genial tanto en teoría como la práctica. Si la editora a la que autoricé acceso a mi biblioteca de juegos quería disfrutar de algún título que ella no ha comprado, puede hacerlo fácilmente, dado que que se lo "presto", incluso siendo digital y ella viviendo a muchos kilómetros de distancia. ¿Acaso esto no es lo que supone una era de lo digital?

En el caso de Microsoft y su Xbox One condenaron a tal escala el control mediante DRM que, según la compañía, permitía este préstamo familiar, que la idea de poder compartir tus juegos de Xbox de manera instantánea a través de Xbox Live fue una utopía que nunca se cumplió, al menos hasta ahora.

Tus compras en iTunes ahora son para toda la familia

Pero Apple ha aprendido en cierta forma de los errores cometidos por otros y ha creado un sistema prometedor y que funciona. A partir de iOS 8 podrás compartir tus canciones, películas, libros y aplicaciones con hasta seis miembros de tu familia.

Es algo así como la biblioteca familiar que todos tenemos en casa, solo que digital, ¿acaso no es esto tenial?

apple family sharing

¿Y por qué ha funcionado con iOS pero no con Xbox One? Es una respuesta complicada, dado que la idea de una consola que exigiera conectarse diariamente a internet para verificar licencias fue repudiada por un gran público, que no reconoce que su iPhone o iPad de por sí usa un DRM similar, porque iOS siempre está conectado a internet.

Son muchos los beneficios de Family Sharing que van más allá de compartir contenido, incluso solucionando ese molesto problema que tanta polémica ha traído a Apple del niño que gasta miles de dólares en compras en App Store sin permiso de sus padres. Ahora, si tu hijo quiere hacer una compra desde su iPad o iPod Touch con tu tarjeta de crédito, te saltará una notificación en tu dispositivo para elegir aprobarla o rechazarla.

Así, Apple apuesta por lo digital, por una era que escapa de lo analógico, con una característica que debería tener mucho más protagonismo del que está teniendo, y que esperamos comience a ser tendencia en todas las plataformas.