Malos tiempos para Chang Dong-hoon, quien fue hasta ahora el jefe de diseño del departamento de móviles en Samsung. La compañía ha decidido destituirlo de su cargo debido a las críticas y la mala acogida del Galaxy S5, uno de los puntos débiles de un terminal con un precio de gama alta.

Tal y como podemos leer en Reuters, este puesto lo asumirá Lee Min-Hyuk. De todos modos, el antiguo jefe de diseño permanecerá trabajando en la compañía, pero desde un puesto de menos responsabilidad.

El diseño del Galaxy S5 es el talón de Aquiles de un terminal que Javier Lacort alabó en su análisis en Celularis, pero que es incapaz de competir (no olvidemos, en cuanto a diseño y acabados) con productos como el HTC One o el iPhone 5s. Esperemos que Samsung aprenda la lección y siga mejorando la que, por ahora, sigue siendo su tarea pendiente.