Estamos a poco más de un mes para que comience la conferencia anual de desarrolladores de Apple. Aún no sabemos qué presentará Apple allí, aunque sabemos que estará relacionado con OS X 10.10 y con iOS 8. 9to5Mac nos ha dado algunas pistas para que veamos por dónde irían los tiros este año, y todo parece indicar que el sistema operativo móvil quedará relegado este año a un segundo plano por la actualización de OS X.

OS X 10.10 tendría más líneas rectas, más espacio en blanco y sería más parecido a iOS 7
Hace unos años, Apple comenzó una "iOSificación" de su sistema operativo de escritorio para asemejarlo más al sistema que entonces llevaba el iPhone y el iPad. Este año podríamos ver una versión con un cambio de diseño aún más radical que el de aquel OS X Lion. Según lo que informa Mark Gurman, que no suele andar desencaminado en las predicciones sobre Apple, veremos unas formas más rectas, más espacio blanco y más parecido a iOS 7 en OS X 10.10, apodado internamente como Syrah.

Apple también traería algunas características de iOS al escritorio, aunque de manera diferente, pues los de Cupertino han repetido varias veces que quieren que cada sistema operativo sea diferente en sí mismo, aunque a veces se les olvide, como ocurrió con Launchpad al presentar Lion.

Concepto OS X 10.10

Esta nueva versión del sistema operativo implicaría que iOS 8 quedara en segundo lugar, pues los esfuerzos en el software estarían totalmente volcados en el sistema operativo de escritorio. Seguramente en iOS 8 se presentarán las aplicaciones de Healthbook, TextEdit y Preview, además de alguna nueva característica de Siri, pero el grueso de las novedades podrían verse aplazadas hasta iOS 8.1, que sería presentado junto con el nuevo iPhone en septiembre.

Este retraso en las actualizaciones podría deberse a que la plantilla de ingenieros de software estarían centrados en OS X preparándose para la WWDC, al igual que ocurrió el año pasado con la presentación de iOS 7, así que podemos hacernos una idea del gran cambio que supondría esta nueva versión. Lo mismo ocurriría con el Apple TV, cuya nueva versión también podría ser pospuesta a finales de verano pues su actualización podría estar muy relacionado con lo que pueda presentar Apple en septiembre.