La familia de dispositivos Nexus es, probablemente, **una de las más antiguas de la plataforma Android**. Comenzó allá por 2010, con el lanzamiento del Google Nexus One, un dispositivo fabricado por HTC bajo las directrices de Google que inauguró la versión 2.1 de Android y que, como ya he dicho, fue el primer integrante de la familia Nexus.

El segundo integrante de la familia Nexus fue el **Nexus S, lanzado a finales de 2010** de la mano de Samsung, en esta ocasión. Supuso un ligero salto en lo que a hardware se refiere respecto al Nexus One e inauguró la versión 2.3 de Android, la primera en la que Matías Duarte (vicepresidente de diseño en Google) intervino.

El salto cualitativo más notable se produjo con el **Samsung Galaxy Nexus, el tercer integrante de la familia Nexus que llegó a finales de 2011**. Fue el primer Nexus en montar una CPU dual-core, 1 GB de RAM, pantalla SuperAMOLED HD curvada y, lo más importante de todo, la versión 4.0 de Android (Ice Cream Sandwich), que ha sido probablemente el mayor salto que ha experimentado la plataforma en toda su historia.
Los «Google Play Editions» fueron el primer signo de la inminente muerte de la familia Nexus
En 2012, Google dio un ligero cambio en su estrategia con los Nexus. Hasta ese momento, solo se habían lanzado smartphones bajo el *branding* Nexus, pero, ante la necesidad de estímulo del mercado de tablets Android, **Google lanzó su Nexus 7**. Asimismo, para poder rivalizar y restar cuota de mercado al iPad (líder en ese sector), apostó por un precio muy agresivo, sin que eso conllevase especificaciones técnicas bajas. Esa misma estrategia se repitió meses más tarde en el [LG Nexus 4](http://hipertextual.com/archivo/google/nexus-4-analisis/) y la Samsung Nexus 10, completando así la familia de productos Nexus del 2012.

En el Google I/O 2013, la compañía estadounidense realizó un movimiento inesperado por muchos y **lanzó los «Google Play Editions»**, dispositivos de gama alta de los fabricantes más destacados de la plataforma Android que, en lugar de incorporar el software clásico con capas de personalización (TouchWiz, Sense…), incorporaban una versión limpia de Android, similar a la que encontrábamos en la familia Nexus. Muy probablemente, este movimiento sería el que originase la idea de Android Silver, de la que hablaremos más tarde.

Tras el lanzamiento de los «Google Play Editions», muchos dieron por muerta la marca Nexus, pues, aparentemente, carecía de sentido. No obstante, Google decidió darle un poco más de continuidad y **lanzó la Nexus 7 2013** (una de las mejores tablets de 7 pulgadas que jamás se han lanzado) y el [**Nexus 5**](http://hipertextual.com/archivo/analisis/nexus-5/), el Nexus más completo que habíamos visto hasta entonces.

## El significado de la familia Nexus

La familia Nexus, aunque para muchos solo sea un dispositivo más, **ha tenido una gran importancia en el desarrollo de la plataforma Android**. Y es que, desde el comienzo, Google ha pretendido que la familia Nexus sea la referencia, el espejo en el que el resto de fabricantes deben fijarse para crear dispositivos con el sistema operativo Android. Eran **la visión que Google tenía de hacia dónde debe de ir la plataforma** Android y de cómo deben ser los smartphones con este sistema operativo.

Por ejemplo, el Samsung Galaxy Nexus integró los botones *on-screen*, algo que, más tarde, sería adoptado por varios fabricantes (entre ellos Sony y, más recientemente, LG y HTC). Algo similar ocurría con el hardware, donde **los Nexus siempre han sentado las bases** de cómo deben ser los gamas altas Android en ese aspecto.
Los Nexus tenían un significado más importante del que parecía
Otro de los objetivos de la familia Nexus es **ser «el terminal para desarrolladores»**. Y es que, al recibir las actualizaciones directamente de Google (teniendo siempre la última versión disponible) y contar con un hardware bastante potente, los dispositivos Nexus eran idóneos para que los desarrolladores crearan sus aplicaciones.

Por último, aunque menos importante, otro de los objetivos de la familia Nexus era **satisfacer a los más puristas de la plataforma**, esos que desean disfrutar de una versión limpia de Android, de las últimas versiones del sistema operativo y de una experiencia de usuario pulida, optimizada y fluida.

## Supuesta muerte y Android Silver

Por desgracia, **Google parece que matará la familia Nexus este año 2014**. Al menos en smartphones. Eso indicó a comienzos de año Eldar Murtazin, lo reafirmó [The Information](https://www.theinformation.com/google-Takes-Aim-iPhone-Silver-Program) hace escasas semanas y, por si fuera poco, la archiconocida fuente @evleaks clavó hace escasos días el último clavo para dar veracidad a esta teoría.

En principio, **el programa Nexus será reemplazado con Android Silver**, un nuevo programa que, tal y como ya os contamos en [Celularis](http://hipertextual.com/archivo/android/android-silver-nexus/), consistiría en una serie de dispositivos de gama alta (fabricados por diferentes compañías) que cumplirían una serie de requisitos impuestos por Google. Asimismo, la compañía estadounidense ofrecería a estos dispositivos un soporte posterior a la venta similar al que Apple ofrece a sus iPhone. ¿El objetivo? Estrechar lazos con los fabricantes mediante la creación de estos dispositivos, tener algo más de control en una parte de los dispositivos que llegan al mercado general (recordemos que la familia Nexus, la única en la que Google intervenía, está reservada a grupos de usuarios muy concretos, no para el público general) y, como es evidente, atacar a Apple en uno de los pocos puntos donde sigue superando a la plataforma Android: el soporte al usuario.

## El acuerdo con Samsung y su relación con la supuesta muerte de los Nexus

A comienzos de año –antes incluso de que Samsung presentase oficialmente el [Samsung Galaxy S5](http://hipertextual.com/archivo/analisis/samsung-galaxy-s5/)–, el conocido periodista Eldar Murtazin afirmó que Google [dejaría a un lado la creación de hardware](http://hipertextual.com/archivo/samsung/google-y-samsung/) para el mercado de los smartphones. Ese abandono **implicaba descontinuar la familia Nexus y desplazar Motorola**, las dos vías a través de las cuales Google ha estado haciendo hardware durante los últimos meses. A cambio, Samsung (principal fabricante de la plataforma) simplificaría TouchWiz para asemejarlo más a las versiones *stock* de Android y continuaría apostando fuerte por Android como su plataforma principal, en lugar de intentar migrar a Tizen o Windows Phone como parecía que quería hacer la compañía asiática.
Google necesita que Samsung, principal fabricante de la plataforma, siga usando Android
En su momento, eso nos parecía totalmente descabellado, pero **poco a poco se han ido cumpliendo todos y cada uno de los pasos**. [Google vendió Motorola](http://alt1040.com/2014/01/lenovo-compra-motorola-mobility), Samsung simplificó TouchWiz en el Samsung Galaxy S5 (aunque aún hay mucho por simplificar), Tizen y Windows Phone parece que están quedando como opciones secundarias para Samsung… etc. Y como no, el más reciente: la familia Nexus morirá y, con ella, Google dejará de fabricar hardware directamente.

¿Es este acuerdo el responsable de la muerte de los Nexus? Si y no. Que ha influido es algo obvio, pero probablemente no sea el único motivo, pues este movimiento **es algo que se veía venir** desde el lanzamiento de los [Google Play Editions](http://hipertextual.com/archivo/samsung/samsung-galaxy-s4-google-edition-es-oficial/) a mediados del pasado año, es decir, varios meses antes de que se realizase este acuerdo entre Google y Samsung. De hecho, existen rumores que indican que ni siquiera estaba previsto el lanzamiento del Nexus 5, pero que Google cambió de opinión en el último momento.

## ¿Es un acierto?

CNET

Como toda acción, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por un lado, las ventajas son:

– **Estrechar relación con los fabricantes.** Eliminando la familia Nexus y toda posibilidad de fabricar hardware propio, Google acaba con ese miedo que muchos fabricantes tenían a que Google comenzase a producir hardware y les dejase «a un lado». Eso conlleva, en el caso de fabricantes como Samsung, una mayor apuesta por Android y el abandono de otras plataformas como Tizen o Windows Phone, pues ya no existe ese miedo a Google.

– **Más diversidad.** Hasta hace escasos meses, si querías disfrutar de una experiencia de usuario buena (y a ser posible con una versión limpia de Android), la única opción era la familia Nexus. En cambio, con Android Silver, ese abanico se abriría mucho más, por lo que los usuarios tendrían un catálogo más amplio entre el que elegir.

– **Atacar a Apple en uno de sus puntos más fuertes.** Con la llegada de Android Silver, Google mejoraría el soporte al usuario, uno de los puntos en los que Apple sigue superando a todos los fabricantes Android (y probablemente a la gran mayoría de compañías del mundo). Con el servicio de atención al cliente de Google Play ya han demostrado que son capaces de igualarlo parcialmente, así que con Android Silver y la colaboración de todas las compañías involucradas en la plataforma Android, no sería de extrañar que lo igualasen o incluso superasen.

– **Mayor control en la gama alta y más cercanía al usuario.** La familia Nexus siempre ha estado reservada a los más *geeks* y a aquellas personas que tienen unos conocimientos mínimos de tecnología. ¿El resto? La desconocen, pues ni se invierte en *marketing* ni se oferta en la mayoría de tiendas de telefonía móvil. En cambio, con Android Silver, al ser dispositivos fabricados por diversas compañías y estar promocionados en las tiendas de los distribuidores, sí se darían a conocer. Y teniendo en cuenta que esos dispositivos cumplirán unos estrictos requisitos impuestos por Google, la compañía estadounidense tendrá así un mayor control de los terminales de gama alta que se comercializan con Android y podrá sentar las guías que debe seguir el ecosistema. Justo lo que querían hacer con los Nexus, pero con varios fabricantes a la vez (evitando así las «discriminaciones» a unos y otros) y alcanzando a una mayor parte del público.

Por otra parte, las principales desventajas:

– **Ya no habrá un *Google Phone* que refleje la visión de Google.** Aunque Google impondría unos estrictos requisitos, los terminales seguirían siendo diseñados por los fabricantes, sin que Google intervenga en ello. Eso implica que Google no tendrá tanto control sobre ellos como, por ejemplo, tenía sobre la familia Nexus.

– **¿Adiós a móviles de gama alta a precios bajos?** Con la familia Nexus, Google ha reducido muchísimo los precios. En cambio, con Android Silver, parece muy improbable que eso se produzca. Basta ver los precios a los que se comercializan los «Google Play Editions» para darse cuenta de ello. Eso sí, ojalá me equivoque y sí acaben existiendo.

A priori, parece que hay más ventajas que desventajas, por lo que esta supuesta muerte de los Nexus no sería tan mala noticia como puede parecer para muchos –especialmente aquellos melancólicos que hemos visto crecer la plataforma Android desde el lanzamiento del HTC G1–. Eso sí, aún quedan muchas incógnitas en el aire (como los requisitos que Google impondrá a los fabricantes en el programa Android Silver) para juzgar definitivamente si es una buena noticia o mala. Para ello, como mínimo, **tendremos que esperar al Google I/O 2014**, que comenzará en escasas semanas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.