Una de las cosas que menos me llaman la atención es la impresión 3D. No le veo la gracia. Ya no sólo por el precio, con cacharros por encima de los 1.000 euros sino por el hecho de que me parece un intento más de la industria por colarnos un gadget innecesario en casa. Pero mi opinión ha cambiado gracias a la New Matter MOD-t.

El marketplace permitirá a sus usuarios vender sus propios diseños
Esta nueva impresora 3D es la visión que Steve Schell tuvo hace 10 años: algo asequible para cualquiera de nosotros y que podamos tener en casa para cubrir nuestras necesidades. El problema entonces era que los componentes no eran asequibles y la tecnología era cara. En cambio, ahora, gracias a los avances que ha habido en los últimos años, su sueño, es posible.

El proyecto acaba de entrar hoy mismo en el sitio de crowfunding indiegogo y ya lleva recaudados casi un tercio de su meta. Lo mejor de todo es que puedes poner una impresora 3D en tu casa por poco más de 249$ (unos 180 euros).

20140522160234-MOD-t_3q_black_resized

Lo primero que he pensado es: "No puede ser tan barata, seguro que es de plástico malo". Pero nada más lejos, su precio se basa en una tecnología que la propia empresa, New Matter, en colaboración con Frog, ha desarrollado. Este nuevo avance es más sencillo de lo que parece: en lugar de hacer que el inyector de fibra sea móvil, han hecho que la plataforma de impresión lo sea, con lo cual pueden ser más precisos y más baratos.

Para completar el original proyecto, quieren ser los primeros en ofrecer una tienda de diseños donde los usuarios puedan comprar las piezas que más les gusten, bajárselas e imprimirlas directamente. Una idea que, de llegar a completarse, haría ver con buenos ojos la impresión 3D a más de uno. Yo el primero.