El ministro de Guindos ha anunciado esta misma tarde que en el Consejo de Ministros celebrado hoy se ha decidido dar marcha atrás con el anteproyecto de Ley de Crowdfunding. En una muestra de sensatez y sentido común por parte de los políticos y gobernantes se han eliminado los límites de inversión que se pretendía imponer a los ciudadanos. Hubiese limitado las inversiones a 3.000€ por operación y 6.000€ por plataforma Sin embargo, este movimiento se ha quedado a medias ya que no se elimina el límite que se establecía para las empresas. El millón de euros como tope máximo para financiación a través de este método seguirá vigente. De todos modos ninguna empresa española ha conseguido superar esta cifra hasta la fecha. Así pues los inversores "profesionales" con rentas superiores a los 100.000 euros anuales no tendrán ningún problema a la hora de financiar nuevos proyectos.

Esta ley hubiese supuesto un gran varapalo al ecosistema empresarial e inversor del estado español ya que hubiese cortado las alas a numerosas empresas e "business angels" (personas que deciden financiar a emprendedores). Se estima que, de haber salido adelante, las limitaciones hubiesen supuesto una pérdida de hasta el 80% del capital invertido y un 40% de los inversores. En cualquier caso, es una buena noticia que aún puede mejorar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.