Coca Cola y Pepsi han anunciado que dejarán de usar un producto controvertido antes de final de año. Dicho componente es el aceite vegetal bromado que ya fue prohibido en Europa y Japón hace tiempo. El BVO, conocido así en sus siglas en inglés, fue patentado por la industria química como retardante del fuego y lleva décadas usándose en norteamérica. Algunos estudios han demostrado que el BVO podía afectar a la piel y la memoria Bebidas como Mountain Drew, Fanta, Powerade o Gatorade (todas ellas con sabores cítricos) usaban este componente para mejorar la estabilidad de los ingredientes y así evitar que se separaran. Su uso estaba ya bastante cuestionado porque se podía sustituir por otros ingredientes como el éster de glicerina de colofonia o el acetato isobutirato de sacarosa, los cuales ya se usan a día de hoy en otros lugares.

Este movimiento se debe a una petición de 2012 en change.org por parte de una chica de quince años. Algunos tildaron la propuesta de imposible pero dos años después Sarah Kavanagh parece que ha conseguido su propósito. Y es que a veces, por muy grande que sea nuestro propósito debemos recordar que David ganó a Goliath.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.