En lo que consideran un hecho claro de violación a la libertad de expresión, el movimiento 1DMX se ha mantenido en la búsqueda de una respuesta clara frente a lo ocurrido en su sitio de internet que fue dado de baja el 2 de diciembre del 2013. Go Daddy el proveedor del sitio 1dmx.org se limitó a informar que la causa era que una investigación policiaca estaba en curso sobre este sitio. El día de hoy se llega a una fecha límite en el proceso de la demanda representada por Luis Fernando García, abogado en la Red en Defensa de Derechos Digitales, quien habló para Alt1040 sobre los detalles y el futuro de ella.

1DMX y su protesta

El sitio 1dmx.org se da a partir de los hechos ocurridos durante las protestas del 1 de diciembre del 2012, fecha de la toma de posesión a la presidencia de Enrique Peña Nieto. En las movilizaciones se presentaron enfrentamientos y detenciones para quienes respondieron a la convocatoria de manifestarse. Un fuerte operativo se dio lugar, el uso de la fuerza excesiva, violación de los derechos humanos, detenciones sin argumentos fueron registrados en los distintos puntos de las marchas.

Videos, fotografías, testimonios, seguimiento de la situación de los detenidos, eso es lo que el sitio 1dmx.org alojaba durante diciembre de 2012 a diciembre de 2013 que fue dado de baja.

avatar1dmxalgo crop

#CensuraMEXta

Sin una explicación sobre quién o qué organismo había solicitado dar de baja el sitio así como su restitución el 4 de marzo del 2014. Go Daddy respondió con correos electrónicos y se limitaron a expresar que la investigación policiaca había terminado y por esto era posible reestablecer el sitio.

Para el movimiento y para Luis Fernando García esto no fue suficiente, ya que las respuestas son imprecisas y lo que buscan legalmente es acceder a la información y la responsabilidad de tomar una decisión como esta. Consideran que las autoridades tanto del Gobierno de México como de Estados Unidos deben ser congruentes con el discurso de la libertad de expresión y de la apertura de la información y respaldarlo con hechos. “Deben ir más allá del discurso y hacer válida la transparencia apegada a las acciones”. Dijo Luis Fernando García.

“Deben ir más allá del discurso y hacer válida la transparencia apegada a las acciones”

La demanda fue admitida por el juez y ha pasado por diferentes etapas. Es en la llamada Audiencia Constitucional en la que se presentan las pruebas sobre la demanda y es aquí donde se encuentra. Al presentar el caso ante el juez, diez dependencias, cinco del Distrito Federal y cinco del gobierno federal estaban implicadas según los demandantes. Al principio ocho de esas diez negaron haber dado la orden a Go Daddy de dar de baja el sitio, las dos restantes eran la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Seguridad que más tarde también dirían que no fue de ellas que salió la solicitud.

Luis Fernando García explicó que en una ocasión, por vía telefónica Go Daddy aceptó haber recibido una solicitud por parte de una institución llamada CERT (Centro Especializado en Respuesta Tecnológica), una dependencia de la Policía Federal, que depende de la Secretaría de Gobernación. Pero esta declaración no puede ser presentada como prueba ya que se hizo por un medio no oficial y “casi de manera accidental” dijo Luis Fernando. Go Daddy respondió también que si requerían más información acudieran con un agente de Seguridad Nacional de la Embajada de Estados Unidos en México. Al hacerlo la Embajada negó dar cualquier información.

De ser desechada la demanda no todo termina ahí y hay dos posibilidades: la primera es que se dé a conocer que otra institución distinta a las señaladas como implicada, “lo cual es muy remoto” o que se revele por parte de la Embajada de Estados Unidos la procedencia de la orden dada a Go Daddy. Con el hashtag #CensuraMEXta el movimiento convocó desde marzo a todos los usuarios de internet a apoyar la exigencia que los une y denunciar los casos que se consideren de censura.

Encubrimiento

Luis Fernando García expresó que la Embajada de Estados Unidos ha sido totalmente opaca en el caso. Esta instancia es quien tiene acceso a la información negada por las autoridades mexicanas y si esto fuera así las implicaciones para los responsables de las instituciones que negaron ante el juez dar la orden estarían entonces “ante dos hechos graves, el solicitar al Go Daddy dar de baja el sitio y con esto un daño en la libertad de expresión y el mentir ante un juez, delito que implica hasta 9 años de prisión y destitución de los puestos que ejerza el responsable. La Embajada debe dejar de encubrir al gobierno mexicano.” Dijo el representante legal de 1dmx.

Conclusiones

Es sin duda un caso seguir, el derecho a las manifestaciones con libertad y seguridad ya es de por sí un hecho que se vio confrontado con el uso de la fuerza pública por parte de las autoridades mexicanas y un sinnúmero de irregularidades en las detenciones hechas y el tratamiento de los casos.

El sitio está restaurado sí, pero es importante conocer los responsables ya que lo que implica es mucho más que un portal de internet, es el derecho a manifestarse, a expresarse, a pedir cuentas claras así como responsabilidades de los operativos en las marchas y en este caso del derecho a la información que ahí se derive.