Engañar a una gran compañía como Spotify no es sencillo. Pero a veces existen pequeños vacíos legales que permiten a una pequeña banda sacarse unos dólares. En este caso ha sido la banda Vulfpeck, de Michigan (EE.UU), la que ha conseguido llevarse el gato al agua pidiendo a sus fans que escucharan sus canciones en la plataforma sueca.

Spotify asegura que el truco viola los términos de uso del servicio

¿Y cómo han hecho tanto dinero gracias a Spotify? Con un sencillo truco. Vulfpeck creó un álbum llamado Sleepify que contenía canciones de treinta segundos silenciadas. Luego pidió a sus fans que pusieran en modo repetición las canciones durante la noche mientras dormían. El resultado después de un mes ha sido el que has leído anteriormente: veinte mil dólares que se usarían para costear los gastos del tour.

A pesar de que la idea es original, alguien en la compañía se enteró del trolleo y retiró el álbum alegando que infringía los términos de servicio de la compañía. En ellos, se establece además, que pagan por cada canción reproducida durante más de treinta segundos, $0,007 en concepto de derechos de autor. A partir de ahora en Spotify tendrán que ir con más cuidado con las bandas independientes y lo que suben a su plataforma.