Adaptar una historia como la creada por George R. R. Martin no debe ser una tarea fácil. Durante las tres primeras temporadas de la serie, se cubrieron más de 1.980 páginas, dando como resultado más de 26 horas de vídeo. De todos modos, nuevos datos revelan que esta serie avanza más rápido que otras adaptaciones y parecería que las páginas se diseccionan al máximo.

Gracias a una información publicada en The Guardian, conocemos que cada página de los libros de Game of Thrones dan como resultado 0.8 minutos (48 segundos) en pantalla, algo mucho menor que otras series. Por ejemplo, Boardwalk Empire transforma las páginas en 8.77 minutos (526 segundos) o House of Cards con 1.56 minutos (93 segundos).