Los espejos pueden ser usados para diferentes motivos, aunque lo usual es ponerse en frente de ellos para saber si no vamos muy despeinados a la calle o ver si la ropa elegida no es un crimen contra los cánones estéticos. Hoy os presentamos un espejo totalmente diferente, el cual es capaz de mostrarnos el interior de nuestro cuerpo.

Un "truco" visual con Kinect como protagonista
Como podemos leer en NewsScientist, Xavier Maître, investigador de la Universidad de Paris sur, ha desarrollado un espejo que cuando pasamos delante de él nos permite ver dentro de nuestro cuerpo. ¿Impresionante verdad?, no tan rápido, porque este experimento tiene truco.

Para conseguirlo, han sometido a una persona a una sesión de Rayos X intensiva y posteriormente han utilizado esas imágenes con Kinect, de manera que cuando pasamos por delante de ellas nos da la sensación de estar mirando nuestros adentros. Puede ser no muy real, pero es una manera interesante de recordarnos que debajo de nuestra piel hay miles de órganos y huesos que soportan nuestro día a día.