Una compañía alemana lleva varios años desarrollando secretamente un canguro biónico que imita los movimientos del marsupial. Lo interesante de este proyecto, es que han sido capaces de producir energía con cada salto, la cual puede ser usada para el siguiente. Este descubrimiento podría ser aplicado en futuras tecnologías.

Cada salto genera la energía para el siguiente
Con cada salto, este animal artificial es capaz de elevarse 40 centímetros verticalmente y avanzar casi un metro (80 centímetros) horizontalmente. Antes del salto inicial, el tendón neumático debe ser tensado previamente para que comience su desfile de saltos continuados.

canguro biónico

Parece una creación del Dr. Robotnik (que aparece en Sonic), ya que este animal robótico presenta esta cualidad casi autónoma que la hace sobresalir sobre otros proyectos similares. Esta implementación es muy interesante y seguramente podrá ser implementada en futuros proyectos, haciéndolos más eficientes energéticamente.