El acoso escolar (o bullying) es una pesadilla por la que, por desgracia, pasan miles de niños cada día. Por ello, la Coalición contra el Bullying de Singapur ha lanzado una campaña en Internet muy interesante. Un corto de animación en blanco y negro ilustra la vida de un niño con este problema, aunque tiene remedio: el vídeo se hace más corto cada vez que se comparte.

La duración original es de dos minutos y ha sido diseñado para que se pueda compartir en Facebook. En la página share it to end it (compártelo para finalizarlo) podremos publicarlo en nuestro muro para concienciar a nuestros contactos de este problema y hacer que el vídeo se acorte en un milisegundo. En estos momentos ya se ha compartido 4720 veces, por lo cual ya se ha reducido en 4,7 segundos.