Una de las mayores leyendas de la historia de los videojuegos acaba de ser resuelta. Tras 31 años de rumores y especulaciones, se han encontrado los cartuchos de Atari que estaban enterrados en el desierto de Nuevo México (Estados Unidos). La tumba con miles de copias de E.T. The Extra-Terrestrial acaban de ser al fin exhumada.

Una historia enterrada durante 31 años
Este descubrimiento se lo debemos a Xbox Entertainment Studios, LightBox Entertainment y Fuel Entertainment, quienes están preparando un documental que verá la luz próximamente. Larry Hryb, más conocido como Major Nelson, fue el encargado de dar la noticia a través de su cuenta de Twitter.

Con "leyenda confirmada" se daba por cerrado uno de los capítulos más extraños de la historia de los videojuegos, en el que se acabaron enterrando miles de copias del videojuego de E.T. para Atari, considerado como uno de los peores juegos de toda la historia, motivo por el cual no consiguieron vender todas las unidades que habían producido tan alegremente.