En un emotivo artículo publicado en el blog de WhatsApp, Jan Koum, CEO de la compañía, explica algunos detalles del acuerdo de la compañía con Facebook y cómo su apuesta por la privacidad no va a cambiar. Afirma que se sienten "verdaderamente honrados por la atención recibida", pero que a la vez han surgido algunos comentarios que están dañando la imagen de su servicio.

El artículo, el cual lleva por título "vamos a dejar las cosas claras", está enfocado a despegarse totalmente de las prácticas que pueda tener la red social. Es una llamada a la independencia, buscando que los usuarios del servicio de mensajería permanezcan seguros de que dicho acuerdo no va a alterar el camino iniciado:

No nos tenéis que dar ni el nombre, tampoco se pide el email. No sabemos cuándo es tu cumpleaños. Ni la dirección de casa. No tenemos idea de dónde trabajas, ni de las cosas que te gustan, lo que buscas en internet o los datos de tu GPS. Nunca hemos tomado alguno de esos datos ni los hemos almacenado en WhatsApp. Y, de verdad, no pensamos cambiarlo.

Koum: "Nací en Ucrania y crecí en la URSS de la década de los 80" En el artículo reitera una y otra vez que permanecerán independientes, afirmando que la alianza con Facebook simplemente ayudará a la compañía a conseguir avanzando en esa dirección trazada. Aprovecha para resaltar que nació en Ucrania y creció "en la URSS de los 80s", momento en el que el espionaje era algo muy acusado. Con esta declaración personal, quiere dejar muy claras cuales son sus intenciones y las de la compañía.

Estas afirmaciones no llegan en un momento aleatorio e imagino que se anticipa al lanzamiento de las llamadas de voz en la plataforma, algo que podría suscitar la desconfianza de muchos usuarios. De esta manera, Koum hace hincapié en que el servicio seguirá apostando por la privacidad por encima de todo.