El fabricante de robots Kuka ya había anunciado este extraño evento deportivo entre robots y humanos. Recientemente acaban de publicar un vídeo en el que se muestra a Agilus, su robot más rápido, contra Timo Boll, estrella del ping pong internacional, en un excitante partido. El resultado final está más cerca de Hollywood que al de un torneo de tenis de mesa.

Spoiler: ganan los humanos. Lo que resulta curioso es el vídeo comienza con Agilus dando una paliza al Boll, aproximándose a ganar la partida y justo en el momento crítico este parece coger fuerzas y remontar la partida. Este tipo de escenas es típica de Dragon Ball o de Pressing Catch, aunque hay que reconocer que el resultado final es impresionante.