Samsung-Galaxy-S5-61-800x532

Hace tiempo que los fabricantes de dispositivos dejaron de ser "simples fabricantes"; además de desarrollar tablets y smartphones con buenas prestaciones (y en muchos casos, buen precio), también han apostado por aportar valor al usuario desarrollando su propio ecosistema de aplicaciones y servicios. Samsung hace tiempo que tomó esta senda y nos tiene acostumbrados a sus propias apps y un market propio de aplicaciones; una oferta que se expande con el lanzamiento de Milk, su propio servicio de streaming de música.

Milk (y evitaré hacer comentarios sobre el nombre) es un servicio de streaming de música que llega, de la mano de Samsung, para competir con servicios como Spotify aportando un valor diferencial. Teniendo en cuenta que ha sido desarrollado por Samsung, creo que no nos extrañará que solamente esté disponible gratuitamente para dispositivos Galaxy; un detalle que tiene bastante sentido si lo miramos desde el punto de vista de la aportación de valor al usuario.

Articulado en forma de radio, el servicio ofrece al usuario 200 emisoras (según temáticas) y alrededor de 13 millones de canciones; un acceso inmediato nada más abrir la aplicación, es decir, no es necesario registrarse para usar Milk. En cierta medida, la aplicación es similar a otros servicios de radio en streaming; accedemos a una especie de dial que giramos para ir moviéndonos entre las distintas emisoras que van marcando un estilo musical concreto (entre 9 disponibles). Para cada emisora, podremos realizar ajustes que ponderen las canciones que van a sonar; podremos ponderar si las canciones son populares, si son recientes o más antiguas o si forman parte de las que hemos marcado como favoritas (así configuraremos una experiencia mucho más personalizada).

¿Y qué aporta Samsung frente a ofertas como las de Spotify? Honestamente, Samsung no está aportando nada nuevo o exclusivo; no ha reinventado los servicios musicales con Milk, sin embargo, juega con su base de usuarios. Si Milk viene preinstalado en sus dispositivos (o se puede instalar gratuitamente), ofrece música gratis sin registro y, además, carece de publicidad; está bastante claro que juega con muchísima ventaja como para que los usuarios no tengan que buscar otra alternativa. Para Samsung el negocio no está en la música, está en la venta de dispositivos y con servicios como Milk se marca la diferencia y se aporta algo de valor con respecto al resto de la oferta del mercado.

Comenté al inicio que evitaría hacer comentarios del nombre, Milk; sin embargo, Business Insider ha explicado el por qué de este nombre tan singular. Según Samsung, el servicio se llama Milk porque ofrece algo "fresco y rico", como un gran vaso de leche... Habría otras mil maneras posibles de llamar al servicio pero, qué le vamos a hacer, Samsung es Samsung. De todas formas, hay que reconocer que su apuesta es fuerte y solamente un gigante como Samsung podría ofrecer un servicio de streaming de música gratis y sin publicidad.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.