dinosaurios

Hace sesenta y cinco millones de años se extinguió el último dinosaurio que pobló el planeta Tierra. Aunque existen varias posibles respuestas que explican la desaparición de los dinosaurios (como el impacto de un meteorito), lo cierto es que a día de hoy los científicos siguen investigando la forma de vida de estos impactantes seres vivos.

Un trabajo realizado en 2006 posibilitó el descubrimiento de restos del cráneo y la mandíbula de dinosaurios en Alaska. Aquel hallazgo permitió pensar a los científicos que el hábitat de los dinosaurios debió ser más variado de lo que inicialmente se esperaba.

Ocho años después, las investigaciones sobre los dinosaurios continúan. Un nuevo estudio, publicado esta vez en la revista PLOS One, ha logrado ampliar los posibles hogares donde vivieron los dinosaurios millones de años atrás. Aunque en el Cretácico estos seres vivos se repartieron especialmente por Asia y América del Norte, lo cierto es que podrían haber llegado a habitar rincones mucho mas fríos, como el Ártico.Hoy en día el Ártico es una región inhabitable por sus frías temperaturas

La investigación sobre un antepasado del género Tyrannosaurus ofrece nuevas pistas sobre su habitabilidad en regiones extremadamente frías. Actualmente el Ártico es un lugar inhabitable para la mayor parte de organismos vivos, pero hace algo más de 70 millones de años, las condiciones climatológicas pudieron ser algo diferentes.

En el Ártico pudo llegar a vivir uno de los antepasados del conocido Tyrannosaurus, que según el equipo de Anthony Fiorillo pudo tener un sentido de la vista y del olfato muy desarrollados. Con estas capacidades, estos dinosaurios podían fácilmente atrapar a sus presas, dado que en el Ártico la mitad del año es de noche. Este nuevo trabajo es, sin duda, muy curioso, ya que indaga sobre el pasado de nuestro planeta y de algunos de sus más fascinantes habitantes, como los dinosaurios.