Ayer era el día elegido para el regreso de Cosmos, el remake de la épica serie de Carl Sagan con la que muchos de nosotros nos apasionamos por la ciencia y por conocer el mundo que nos rodea.

Su estreno venía de la mano de Neil de Grasse Tyson, el que quizás sea el alumno más aventajado de Sagan, y un célebre astrofísico y divulgador en nuestros tiempos. La primera temporada, que constará de 13 capítulos (como en la versión original), comenzaba de manera épica, contando con Barack Obama como invitado estrella.

El presidente de Estados Unidos hablaba en su intervención de "abrir nuestros ojos" e impulsar la imaginación, algo que Neil deGrasse tiene como objetivo en este remake de Cosmos. Si bien resulta complicado lanzar la segunda edición de esta serie tras el increíble legado de Carl Sagan, lo cierto es que Cosmos tiene todas las papeletas de volver a posicionar al mundo de la divulgación científica en la frontera del asombro y la curiosidad.

Muchos de nosotros comprendimos con Cosmos que la Tierra, el planeta que habitamos, era solo "un pequeño punto azul pálido". 34 años después del estreno de la primera edición, Neil deGrasse volvía al mismo acantilado de California que pisó Sagan para protagonizar el reestreno de Cosmos.

Aquí comenzaba el viaje por el pasado del Universo. Cosmos se estrenaba regalando a sus espectadores un peculiar trayecto por nuestros 13.800 millones de años de historia. Y es que entre las razones que podemos elegir para ver Cosmos, se encuentra una frase genial: «La ciencia nos da el poder de ver lo que nuestros sentidos no pueden entender».

Cosmos cuenta con todos los ingredientes para encender nuestra pasión por la ciencia y para inspirarnos a conocer más allá. Y cuenta con un plantel de participantes excepcional. Porque además de Neil de Grasse o Barack Obama, el reestreno de Cosmos contaba con una sorpresa: la realización de un experimento desde la mismísima Estación Espacial Internacional.

El regreso de Cosmos es una grandísima noticia para todos los geeks que nos enamoramos de la ciencia gracias a Sagan. Y no hay duda, su pistoletazo de salida promete que esta serie volverá a hacer las delicias de todos. Entre sus creadores también está Ann Druyan, cocreadora de la versión original y viuda de Sagan.

La participación de Fox y National Geographic promete asimismo que la audiencia estará de su parte. No hay duda, la emoción de volver a ver Cosmos creo que supera de sobra las dudas iniciales sobre si la serie podría alcanzar el nivel que mantuvo de la mano de Carl Sagan. Y para celebrar su reestreno, la propia NASA ha hecho una galería de increíbles imágenes sobre el Universo. El viaje de Cosmos, 34 años después, comienza de nuevo.