El Oculus Rift es uno de los dispositivos llamados a revolucionar la industria de los videojuegos, permitiendo a los usuarios introducirse de lleno en una experiencia de realidad virtual. Uno de los aspectos más positivos de este producto es la comunidad de desarrollo que hay detrás, permitiendo que aparezcan experimentos tan sorprendentes como este remake de The Legend of Zelda.

La semana pasada precisamente os hablábamos de una adaptación del famoso (y extinto) Flappy Bird para el Oculus Rift, colocándonos en la visión del pájaro y viendo en primera persona lo difícil que es atravesar esas odiosas tuberías. Ahora llega la adaptación del juego original de Zelda, permitiéndonos encarnar a un Link pixelado y salvar el reino de Hyrule.

Lo más interesante es introducirse en ese universo 8-bit, ya que muchas de las demos de este producto apuestan por experiencias más "potentes" y encuentro este experimento visualmente muy interesante. Si eres un afortunado poseedor de un Oculus Rift, puedes descargarte este juego y probarlo por ti mismo.

It's Dangerous to Go Alone! Take This.