A pesar que se acerque el final de soporte de Windows XP y , por tanto, muchos usuarios se planteen cambiar de sistema operativo; la realidad es que la tasa de adopción de Windows 8 sigue siendo baja (alrededor de un 10% de cuota de uso entre las plataformas de Microsoft). Obviamente, Windows 8 ha sido una apuesta arriesgada para Microsoft; un cambio de paradigma que buscaba la coherencia entre sus ecosistemas para una posible convergencia en el futuro y, además, un sistema operativo polivalente para PC y para dispositivos de pantalla táctil.

Microsoft tomó una senda disruptiva y relegó a un segundo plano el clásico escritorio; sin embargo, el usuario tradicional de PC se encontró con un interfaz Modern UI (o Metro) que no ha convencido a todo el mundo. Hay que reconocer que los de Redmond supieron reconocer sus errores y han trabajado duro para reconciliarse con los usuarios con Windows 8.1; la gran actualización de su sistema operativo ha acercado las distancias entre el usuario de PC que vio cómo desaparecía su escritorio y éste se convertía en una especie de "aplicación" y el sistema operativo de Microsoft. Con Windows 8.1 vuelve el modo tradicional de escritorio y, con ello, las posibilidades de calar en el sector empresarial (que es uno de los que mayor rechazo ha mostrado a Windows 8).

La gran actualización de Windows 8.1 no es la única que preparan en Microsoft, hace un par de día se filtraron imágenes de la siguiente actualización de Windows y, por lo que podemos ver, la "reconciliación" con el PC de escritorio (y sin pantalla táctil) parece aún más profunda. Si bien es cierto que, a principios de semana, se hablaba del próximo mes de marzo como la fecha de lanzamiento de esta actualización; parece que los planes reales trasladan este update hasta el 8 de abril.

El 8 de abril es martes y los martes son los días en los que Microsoft suele desplegar sus actualizaciones, una fórmula que ZDNet apunta a que también se repetiría con esta actualización denominada Windows 8.1 Update 1. Si bien la actualización a Windows 8.1 se realizó a través de la Windows Store, se apunta a que esta actualización se desplegaría a través de las "Actualizaciones automáticas" del sistema operativo con el objetivo de dotar a Windows de una mejor experiencia de uso para los usuarios de ratón y teclado.

De hecho, uno de los aspectos que se estarían probando para Windows 8.1 Update 1 es una "vuelta triunfal" del escritorio, un modo de arranque "solo escritorio" que permitiría a los fabricantes de PC su uso en equipos que carecen de pantalla táctil.