En otras ocasiones os hemos hablado de la falta de seguridad en Snapchat (y sus, ya numerosos, hacks). Para seguir con esta mala racha, este servicio de mensajería ha vuelto a ser hackeado, pero en esta ocasión lo "único" que hace es enviar a nuestros conocidos fotografías de smoothies (batido de fruta), algo que le pasara el año pasado a Instagram.

Una simple búsqueda en Twitter es suficiente para ver hasta dónde ha llegado este hackeo y cientos de usuarios se están quejando de otra nueva "brecha" en el servicio. Así que si recibís un mensaje de alguno de vuestros conocidos con un enlace, sed precavidos antes de hacer click o podríais ser hackeados igualmente.

No es la primera vez que ocurre algo así en Snapchat. En diciembre, 4,6 millones de usuarios vieron como sus datos personales quedaron al descubierto, teniendo que solucionarlo posteriormente pidiendo disculpas y aplicando una actualización (la cual parece no haber sido efectiva al 100%).

En la actualidad, la seguridad es una de los aspectos que más preocupan a los usuarios. Precisamente, Snapchat siempre se publicitó apostando por la "privacidad", pudiendo establecer una vida concreta a tus mensajes, algo que no es muy útil si cada dos por tres están teniendo problemas con nuevos hackeos. De seguir así, dudo que los usuarios sigan confiando sus mensajes más personales a este tipo de soluciones.