Es oficial, Satya Nadella se convierte en el nuevo CEO de Microsoft y toma el puesto inmediatamente, permitiendo que Steve Ballmer se retire temprano y terminando la búsqueda de la persona que debería dirigir al gigante de Redmond. Es la tercera persona en ocupar este cargo dentro de la compañía y el primero que no es fundador. Días atrás los rumores apuntaban a este nombramiento.

Nacido en India en 1967 fue estudiante de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Mangalore para después mudarse a Estados Unidos e ingresar a la Universidad de Wisconsin donde estudió Ingeniería en Sistemas. Era uno de los múltiples nombres que se barajaron durante las últimas semanas como el sucesor de Ballmer y aunque Microsoft aseguró que el nuevo CEO sería anunciado a finales de 2013, la búsqueda se extendió un mes más, hasta inicios de 2014. Nadella es un veterano de la multinacional, donde ha trabajado por más de 20 años. Ha sido uno de las personas claves en transformar y hacer exitoso el negocio cloud de la empresa lo cual da un buen indicio del rumbo a largo plazo que se tomará en Microsoft.

Aunque es carismático y reconocido dentro de la compañía, es importante destacar que Satya Nadella no es una figura reconocible en los negocios orientados al consumidor de Microsoft como lo fue en su momento, por ejemplo, Steven Sinofsky. No significa que eso lo haga un líder menos calificado, significa que aún tenemos que ver cómo responde el mercado al nombramiento y cómo pretende posicionarse en esas áreas donde aún no es reconocido, por sus decisiones de negocio y por la forma en que va a comunicar los movimientos futuros de la compañía.

Bill Gates deja la junta directiva

Gates, Nadella, Ballmer

Otra de los grandes cambios que vienen con el nuevo nombramiento es que Bill Gates deja su puesto en la junta directiva de la empresa que fundó en 1975. Será reemplazado por John Thompson, ex-CEO de Symantec. Gates, supuestamente, se encargará de ayudar de cerca a Nadella en su nuevo puesto, especialmente en desarrollo de producto y nuevas tecnologías, lo cual hace sentido, especialmente considerando que su experiencia está sobre todo orientada al negocio con empresas.

El nuevo puesto de Bill Gates es "consejero tecnológico" y requerirá que pase días completos trabajando en Microsoft. Aunque dejar el puesto de Presidente de la junta directiva es significativo, el poder dentro de la empresa no se pierde, necesariamente, pues estará relacionado muy de cerca en todas las decisiones que el nuevo CEO tome. Bill Gates aún tiene un 4% de la compañía.

Nokia el primer reto de Satya Nadella

El nombramiento de Satya Nadella como nuevo CEO de Microsoft lo pone en el centro de la integración de Nokia dentro de Microsoft después de ser adquirida. Es su primer gran reto: lograr una buena transición y mantener el foco de Nokia hacia su regreso como una marca importante dentro del ecosistema móvil, un área en la que Microsoft no ha logrado entrar del todo.

Nadella también tendrá que lidiar con los problemas de innovación y aceptación que Windows está teniendo. Windows 8 no termina de convencer mientras que Windows XP sigue estando instalado en millones y millones de equipos sin intención alguna por parte de sus dueños de renovar. Windows 7 sigue siendo clave en el crecimiento económico de Microsoft por su aún gran popularidad y ventas, pero el fantasma de "Windows 8 es el nuevo Vista" ronda el nombramiento del nuevo CEO.