En víspera de un emocionante MWC 2104 que comenzó con mucha fuerza, finalmente Nokia ha terminado de confirmar uno de los rumores que viene sonando desde hace semanas: terminales de la casa con sistema operativo Android. Y es que no ha sido uno sino tres móviles los que ha revelado Stephen Elop en la última conferencia de Nokia como la conocemos, el anteriormente conocido como "Normandy", Nokia X, y los Nokia X+ y Nokia XL.

Según los finlandeses, estos terminales nacen con el propósito de ofrecer calidad con un precio bastante asequible, y aunque se basan en el AOSP, tienen una experiencia más que similar a los Nokia Lumia, por lo que nos facilitarán el paso a la familia Lumia y los servicios Microsoft, dado que la integración con Skype, OneDrive y Outlook.com está muy presente.

Características técnicas del Nokia X+´

  • Pantalla de 4 pulgadas (resolución de 800x480 píxeles)
  • Procesador doble núcleo Qualcomm Snapdragon a 1 GHz
  • Memoria RAM de 768 MB
  • Cámara trasera de 3 MP
  • Batería de 1.500 mAh
  • Peso de 129 gramos
  • Sistema operativo de Nokia X basadao en AOSP
  • Precio libre de 99 euros

Características técnicas del Nokia XL

  • Pantalla de 5 pulgadas (resolución de 800x480 píxeles)
  • Procesador doble núcleo Qualcomm Snapdragon a 1 GHz
  • Memoria RAM de 768 MB
  • Cámara trasera de 5MP con Flash LED; frontal de 2MP
  • Batería de 2.000 mAh
  • Peso de 190 gramos
  • Sistema operativo de Nokia X, basado en AOSP
  • Precio libre de 109 euros
Nokia XL

Los Nokia X son modelos de entrada, para mercados emergentes y nuevos usuarios de servicios MicrosoftEntre sus fichas técnicas claramente nos percatamos que por ejemplo el Nokia X+ no es más que un Nokia X con un poco más de memoria RAM, y que el Nokia XL es el modelo de gama "más alta", entre una familia de gama baja, con pantalla más grande y una mayor batería, además de cámara frontal.

Pero lo más importante de estos nuevos modelos son dos aspectos que Microsoft ha destacado por todo lo alto: el primero, el hecho de que la familia Nokia X estará dirigida a mercados emergentes, por lo que esperamos precios bastante asequibles, aunque no tanto como los Nokia Asha, evidentemente. Por otro lado, sirven de entrada al ecosistema Microsoft, y esto es un punto que debe ser destacado.

Aunque se trata de Android, o mejor dicho, un fork de AOSP el que da vida a estos Nokia, no cuenta con acceso ni a Google Play ni a ningún servicio Google de forma nativa. No, todos los servicios son Microsoft (incluso los móviles incluyen como regalo 10 GB en OneDrive); incluso la plataforma está inspirada en los lives tiles de Windows Phone. Los usuarios de estos Nokia X podrán descargar aplicaciones Android desde la tienda Nokia, al mejor estilo de Amazon con sus tablets Kindle Fire y su propia tienda virtual de aplicaciones.

La razón de esto es, así suene un poco extraño, atraer al usuario a los Nokia Lumia y los servicios de Windows Phone. Quien no sepa que Nokia X lleva su propio fork de Android, ni se enterará; solo se moverá naturalmente al ser una interfaz tan intuitiva como la de WinPho.

Una estrategia que dará mucho de qué hablar por las próximas semanas, pero que a primera vista me parece muy acertada, ante la falta de smartphones muy baratos con el sistema operativo móvil de Microsoft.