Con frecuencia se habla de conceptos económicos en las noticias sobre startups, pero ¿qué es una ampliación de capital? ¿Qué significa que una empresa arroje un resultado con EBITDA positivo o negativo? Hay muchos indicadores para juzgar el desempeño de una empresa. Son los key performance indicators o KPI que varían enormemente de una industria a otra. Sin embargo cuando se trata de medir el resultado económico todas las empresas se rigen por unos conceptos comunes. Aqui tenemos cinco:

Ampliación de capital

Es una de las vías mas usadas para incorporar un inversor a una empresa. Se trata de una gestión formal para dar entrada a un nuevo socio, el inversor, que aporta dinero a cambio de acciones. Lo que ocurre es que la cantidad de acciones se amplía para otorgarle al nuevo socio las acciones que le corresponden por el dinero aportado. De esa operación se desprende el nuevo valor de la empresa: si el inversor aporta 100.000 euros por el 20%, supone que la empresa queda valorada en 500.000 euros.

EBITDA

Es el acrónimo de earnings before interests, taxes, depreciation and amortization es decir, ingresos antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. No es lo que gana una empresa. Es lo que la empresa es capaz de generar en su actividad habitual. Por lo tanto una empresa que anuncia EBITDA positivo está anunciando, simplemente, que ha alcanzado un volumen de negocio suficiente para hacer frente a sus gastos y que es capaz de ganar dinero (sin tener en cuenta el gasto que suponen los intereses, los impuestos, la depreciación y la amortización). El valor del EBITDA es especialmente útil para comparar empresas que están sometidas a impuestos diferentes, por ejemplo por estar en países distintos.

OPV

La oferta pública de venta (OPV) o IPO en inglés, se refiere a la puesta en el mercado por primera vez de las acciones de una empresa. Es la figura que se usa cuando una empresa va a salir a bolsa. Se trata básicamente de poner en el mercado una cantidad de acciones, para que las compre cualquier persona que esté interesada en ellas. Normalmente grandes bancos y casas de inversión son los primeros en hacerse con estas acciones que no suelen llegar directamente al pequeño inversor.

Rondas de financiación

Una ronda de financiación ocurre cuando una empresa busca financiación externa y hay inversores interesados en formar parte de la empresa. Los inversores ofrecen dinero y obtienen acciones a cambio. No todas las rondas son iguales, ya que dependen de muchos factores, pero normalmente se dividen según el importe que esté sobre la mesa. Hay rondas de financiación de 25.000 euros/dólares para startups en primerísima fase y las hay de cientos de millones. Cada caso es distinto.

Facturación versus ganancia

El último concepto de hoy tiene que ver con una confusión que vemos una y otra vez. Lo que una startup factura no es directamente lo que gana, su beneficio, a pesar de que muchas veces se hable con poco rigor sobre este tema. La facturación es lo que la empresa ingresa por sus productos o servicios y la ganancia o beneficio es lo que queda después de pagar gastos. Cuidado con esos incrementos en facturación, que se anuncian a bombo y platillo, porque no necesariamente tienen que asegurar un aumento de los beneficios de la empresa.