La llegada de Virgin Mobile a México este 2014 era un hecho confirmado desde ya hace tiempo por el propio Richard Branson, sin embargo se mantenía como una incógnita absoluta cuál sería el mecanismo y vía de su modelo de negocios en este país, donde, bajo las consecuencias de la Reforma en materia de telecomunicaciones y las francas acusaciones de prácticas ilegales para integrarse al mercado, no quedaba claro cómo operaría esta operadora, popular por su servicio de punta a tarifas accesibles. Hoy por fin se revela el misterio: Virgin Mobile efectivamente llegará este 2014, no sólo a México, también a Brasil, y será bajo la mano de Telefónica, el segundo operador de mayor relevancia en la nación mexicana.

Virgin Mobile posee la distinción de haber creado virtualmente el modelo de Operador Móvil Virtual (OMV), mismos que emulará para México y Brasil, hasta la fecha han logrando reunir más de 18 millones de usuarios distribuidos en 10 países alrededor del mundo. La noticia fue liberada a través de un comunicado oficial de prensa por parte de los chicos de Telefónica, en donde el presidente de VMLA Phil Wallace declaró:

La base para el éxito de los OMVs de Virgin Mobile en todo el mundo es un acuerdo mayorista equilibrado y una fuerte relación con un socio que tenga una red de alta calidad. Combinamos esto con un mercado especialmente interesado en servicios orientados al cliente como los que presta Virgin Mobile y con esto nace el éxito. Este es sólo el primer paso de un proceso que llevará a que México y Brasil puedan alcanzar el mismo nivel de excelencia en el servicio que nuestros clientes están disfrutando en Chile y Colombia.

Por su parte la división de Brasil de Virgin Mobile ya ha presentado este 23 de enero una solicitud ante la Anatel, organismo regulador en telecomunicaciones de dicha nación, para obtener su licencia de OMV, igual a la que busca ejercitar en México, luego de haber firmado un acuerdo de cooperación con Telefónica. De manera tal que Virgin Mobile México y Virgin Mobile Brasil utilizarán la red e infraestructura de Telefónica en ambos países, correspondiendo a su estrategia de intentar ser un competidor de fortaleza contra América Móvil, compañía que posee las operadoras más fuertes de América Latina.

La alianza entre Telefónica y Virgin Mobile representa uno de los giros más inesperados para el mercado de ambas naciones, abriendo de paso un precedente que podría significar el inicio de una sociedad comercial duradera en futuras etapas de expansión para esta OMV. Todavía falta que le Instituto Federal de Telecomunicaciones de México (IFT) termine de definir la segunda legislación de la Reforma en Telecomunicaciones, pero todo apunta a que Virgin ya va preparando el terreno para su llegada.