Durante la CES 2014 estamos viendo el reflejo de una tendencia que se venía venir: el auge de los wearables. A nadie le queda duda que este año será clave para este mercado, la duda ahora es conocer cuáles de estos dispositivos serán los elegidos por los consumidores. Sony Core es la apuesta de la compañía japonesa dentro de los dispositivos cuantificadores.

Por el momento se desconocen todos los detalles de este producto, el cual estará enfocado a medir toda nuestra actividad diaria. Llama la atención que este producto carece de pantalla, donde tres pequeños LEDs son los encargados de indicar que la pulsera está conectada, etc.

No dispone de pantalla, sólo 3 pequeños LEDs
Se podrán pausar las canciones desde la Sony Core, pero vemos como la compañía apuesta más por la "captura de datos" que por mostrar información o interactuar con nuestro smartphone. Al igual que la FuelBand, Fitbit o pulseras similares, la conexión se realiza mediante Bluetooth y es resistente al agua.

La competencia cada vez se hace más dura y vemos como casi todas las compañías están haciendo su particular incursión en el mercado de los wearables. Personalmente, tras la tendencia creada por productos como la FuelBand, creo que este tipo de dispositivos deben evolucionar hacia algo más, tal y como apuesta LG con su Lifeband Touch: pudiendo mostrar notificaciones y cuantificar nuestra actividad al mismo tiempo.

Sony Core se podrá integrar con la SmartBand, pulsera que estará disponible en 8 colores. Se prevé que este producto esté disponible para la primavera de este año y a un precio de 99 euros (ofreciendo un pack con tres pulseras adicionales por 15 euros). De todos modos, creo que el éxito de este tipo de dispositivos dependerá del avance y la apuesta de los smartwatches, ya que ambos productos estarían apostando por las mismas acciones y en el mismo espacio del cuerpo.