La compra de Satélites Mexicanos (Satmex), por parte de la compañía francesa Eurotelsat, representó el primer movimiento de privatización en el sector, tras la implementación de la nueva reforma en la materia de este mercado, impulsada por propio el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en México. Se trata de una transacción que ha pasado relativamente desapercibida a nivel nacional, ante el foco que se centra en la reforma energética, la hacendaria, el alza de precios y los cambios en sectores más populares del ramo, como la televisión y telefonía celular, pero que ya ha dado sus primeros frutos.

La adquisición de Satmex significa un punto crucial para el futuro del desarrollo de las telecomunicaciones en el país, ya que se trata de un primer paso, en donde los cambios constitucionales en el sector han generado un panorama lo suficientemente atractivo para despertar el interés de inversionistas extranjeros. El satélite Centenario es la primera muestra de ello.

Satélites contra la censura

Satmex es crucial para el futuro del sector en México. Construido por la reconocida corporación Boeing, el satélite Centenario es el primero de dos aparatos tipo 702HP que serán puestos en órbita al servicio de Satmex. Su proyecto de fabricación fue iniciado a solicitud inicial del gobierno de México, siguiendo la trayectoria de su plan de desarrollo e implementación de posiciones orbitales, donde, de acuerdo con la agenda de sus actividades, lanzarán a Centenario durante este año 2014, para formar parte del nuevo sistema de comunicaciones por satélite de México. Según reporta la propia Satmex, a través de un comunicado distribuido a los medios, con la implementación de este satélite sus servicios tendrán un alcance de extremo a extremo del país. De manera tal que la compañía podrá cumplir con la demanda de servicios de comunicación civil e incluso ofrecer aplicaciones militares.

Según reporta el diario El Economista, los satélites Boeing 702HP poseen cerca de 14 kilowatts de potencia y cargan un reflector de 22 metros de banda-L, con lo que pueden ofertar servicios satelitales móviles. Por su parte, Craig Cooning vicepresidente de Boeing Espacio y Sistemas de Inteligencia, asegura que su contribución a la industria de telecomunicaciones en México marca un precedente serio:

Hemos trabajado estrechamente durante todo el diseño, construcción y prueba de este satélite. Nuestra experiencia combinada asegura que el sistema Mexsat proveerá fiables telecomunicaciones a las zonas más remotas del país.

Por el momento el Centenario será resguardado por Boeing bajo encomienda de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a la espera de la definición de una fecha definitiva para su puesta en órbita. Mientras tanto la compañía seguirá trabajando en la construcción del segundo satélite de tipo 702HP, que tendrá por nombre Morelos-3 y será lanzado hasta el año 2015.

👇 Más en Hipertextual