Resultados económicos

Si ayer era el día de Nokia para presentar los resultados económicos de 2013 ahora le toca el turno a Samsung, que si bien siguen con grandes beneficios, por primera vez en los últimos dos años, sus cuentas no crecen como se esperaba y es que en el cuarto trimestre de 2013 sus ingresos netos crecieron un 5,4% hasta alcanzar los 6,700 millones de dólares. Acostumbrados a ver crecimientos del 8% y 10%, este cinco y poco se queda algo flojo y preocupante.

El crecimiento imparable que habíamos visto durante los últimos trimestres no podía mantenerse pero los analistas todavía esperaban que el último periodo de 2013 fuera un poco mejor. Entonces, ¿qué es lo que ha podido fallar?

El Galaxy S4 no ha cosechado los datos esperados.

Para comenzar, pese a que Samsung abarca numerosos mercados además de tablets y smartphones, como paneles, televisiones o electrodomésticos, el mercado de los dispositivos móviles es de los más importantes para el fabricante surcoreano y por ello que su buque insignia, el Galaxy S4, haya reducido su número de unidades vendidas hasta los 9 millones cuando los analistas confiaban en que alcanzasen gracias al periodo navideño, 13 millones, no ha sido una grata noticia.

Según Bloomberg, los buenos resultados que habría cosechado Apple en este mismo periodo con las ventas de iPhones y iPads así como la dura lucha de los móviles fabricados por Lenovo y Huawei habrían sido los artífices de esta ligera decepción. A estos resultados, y siempre según Samsung, habría que añadir el reparto de bonos a los trabajadores y la preparación del lanzamiento del Galaxy S5, cuyos gastos iniciales de marketing y comunicación ya habrían computado en el último trimestre de 2013.

Para Lee Sun Tae, analista en NH Investment & Securities Co, las ganancias de Samsung en 2014 estarán estancadas y es que el explosivo crecimiento de los últimos años será complicado que lo volvamos a ver.

En los resultados económicos, el tipo de cambio de la moneda local es muy importante, y pese a que Samsung obtiene más del 80% de sus ventas fuera de Corea del Sur, ha visto como el aumento de la moneda de Corea del Sur, el won, tuvo un mejor desempeño frente al dólar de Estados Unidos con una ganancia del 2,4%. De hecho, el won tuvo el mejor comportamiento entre todas las monedas asiáticas con respecto al dólar estadounidense.

La desaceleración de las ventas de terminales móviles se une a la caída de las ganancias operativas de la división de televisiones de Samsung, que ha visto como sus resultados se han desplomado un 90%, pese a todo, sigue siendo el claro dominador en el mercado de televisores LED.

En el campo de los chips, Samsung sigue siendo uno de los principales proveedores afianzando su clara posición dominante. Además, en el último trimestre del pasado año fue uno de los sectores que mejor se comportó para la compañía.

Los retos de 2014

Samsung tiene varios deberes que cumplir este año, el primero de ellos es mantener el liderazgo en el mercado de los teléfonos móviles tanto en China como en Estados Unidos así como incrementar su negocio de tablets para poder hacer frente a las abultadas ventas que sigue cosechando el iPad.

Por otro lado, 2014 probablemente sea el auge de ciertos fabricantes en algunos países todavía poco explotados como la India, y es que sus rivales asiáticos de China ya están trabajando en terminales de gama baja muy interesantes.

Samsung debe ponerse las pilas en materia de wearables.

Y particularmente creo que Samsung perdió la oportunidad de conquistar la gama baja de smarphones en casi todos los países. Si bien ahora mismo gozan de una posición de privilegio, Windows Phone y Nokia así como Motorola y Android con el G están haciendo mucho daño, y todavía tienen mucho que decir puesto que en pocos meses muchos usuarios de la mediocre gama baja de Samsung verán como sus terminales se quedan demasiado obsoletos y tendrán que actualizarlos. La gama baja ahora mismo no está liderada por Samsung en materia de calidad e innovación sino que Nokia y Motorola han conseguido superar al gigante surcoreano poniendo las cosas más que difíciles.

Los wearables serán tendencia, otra vez, en 2014, y aquí Samsung tiene que seguir trabajando activamente puesto que con el Gear no han conseguido encandilar a los usuarios. Es tal la preocupación de Lee Kun Hee, presidente de Samsung, que envió un aviso a sus empleados para que buscasen nuevas vías de trabajo e innovación en nuevos mercados.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.