El preparador Nismo (Nissan Motorsports) se encarga de poner a punto los modelos más prestacionales del fabricante japonés como el GTR y el 370Z, pero hasta hace unos meses sólo podíamos ver estos modelos en su país de origen. Desde hace un año Nismo se encuentra en Europa y el primero de ellos en aterrizar en España fue el Juke Nismo. No quisimos perder la oportunidad de probar qué se siente a los mandos de un vehículo con este apellido, aunque no deje de ser un SUV compacto cuyo único objetivo es introducir el apellido Nismo en nuestro vocabulario.El concepto Nismo aplicado a un SUV urbano sin ninguna aspiración a ser un coche deportivo pero que debe adelantarnos lo que puede hacer esta firma en los coches de Nissan. ¿Por qué no se ha optado por un deportivo? ¿Por qué Nissan eligió este vehículo como el caballo de Troya del preparador japonés? Porque es diferente, porque Nismo es diferente al resto de tuneadores, sobre todo de origen alemán. Porque pocas compañías apostarían por dotar al Juke de una estética similar, porque pocas empresas tienen el carisma para convertir al Juke en un superventas e incluso amado por proyectos como el Juke-R (o cómo meter el motor de un GTR en un Juke). Por todo esto el Juke Nismo es un producto de vanguardia sin olvidar el apoyo tecnológico gracias a un completo navegador muy avanzado que analizamos en esta reseña.

Lo primero de todo es evaluar los cambios estéticos. Aquí el cambio es radical con nuevos paragolpes muy ensanchados, tomas de aire muy pronunciadas en la zona frontal y pasos de rueda y taloneras más propios de un GTR que de un SUV. Las llantas bien merecen un apartado propio al ser totalmente exclusivas de este vehículo aunque son el comienzo de lo que podremos ver en los siguientes modelos Nismo como el 370Z (que ya se vende en España) y el GTR Nismo. El color negro con el aro pulido exterior serán tendencia en 2014.

Nissan no venderá un kit Nismo para el resto de la gama.

Pero si por algo destacaba nuestra unidad de pruebas es por los apliques en color rojo y las pegatinas Nismo, ambos opcionales. Los retrovisores en este color junto con el ribete que recorre todo el vehículo coronan una estética imponente y que hace ver al resto de conductores que estamos ante un modelo Nismo, no ante un Juke convencional. De hecho, al contrario que con el resto de preparadores alemanes, no existe un pack Nismo para el resto de la gama, si ves un Juke Nismo es porque lo es, no una burda imitación. Por ejemplo, este Juke Nismo es 30 mm más largo y 5 mm más ancho que cualquier otro Juke.

Más allá de un kit de carrocería colocado por mera estética estamos ante un paquete totalmente funcional realizado por el centro técnico de Nissan Barcelona y, por ejemplo, el alerón trasero es totalmente funcional.Si miramos debajo de esta estupenda carrocería veremos como Nissan he evolucionado ligeramente con respecto a su modelo más potente hasta la llegada del Juke Nismo pero en ningún caso estamos ante un vehículo radical, para eso estará el Juke Nismo RS. En este, como decía al principio, tenemos tan sólo el inicio de la gama Nismo para Nissan España.

Bajo el capó tenemos el mismo motor que equipa el nuevo Renault Clio, un 1.6 litros con 200 caballos, similar al que equipa el Juke con 190 caballos. Es decir, estamos ante una evolución técnica más que ante una revolución. Como sabrás no todo son números y aunque parezcan pocos 200 caballos para un modelo firmado por Nismo, lo que ha querido el Centro Técnico de Barcelona ha sido combinar la suavidad de conducción en la ciudad con un toque agresivo si salimos de ella. Pero con matices.

En materia de prestaciones el Juke Nismo acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos con un consumo medio de 6,9 litros según la ficha oficial. Nosotros dejamos este dato en 7,1 litros en ciclo mixto, una cifra muy buena para un coche con una aerodinámica (0,35) y peso (1.368 kilogramos) nada esperanzadores. El comportamiento del motor está alejado de las clásicas premisas de un turbo, fuerza inicial pero desvanecimiento prematuro, aquí tenemos un propulsor que podría pasar por un buen atmosférico.

Si queremos disfrutar del Juke Nismo en el día a día nos encontramos con un coche algo rabioso gracias a sus 250 Nm de fuerza y a la tracción delantera, saldremos con rapidez de casi cualquier situación con un insinuante sonido que emana del tubo de escape, quizá algo tímido pero suficiente si tenemos en cuenta que no se recurre a soluciones engañosas a través de los altavoces del coche. Si queremos realizar un pequeño tramo de montaña veremos cómo el Juke Nismo adolece su carrocería y sobre todo su tracción delantera.

El motor entrega su fuerza de una manera muy progresiva.

Pese a que la amortiguación de este Juke Nismo es bastante más firme que en el resto de la gama, el falso diferencial autoblocante no es suficiente para evitar que el coche sea algo torpe en las curvas. Si queremos entrar con velocidad veremos como el ESP entra demasiado pronto y perderemos tanto la trayectoria como la diversión. El Juke Nismo se disfruta entrando con calma y saliendo de la curva con responsabilidad, es un coche que se disfruta cuando el ritmo no es muy elevado.

La caja de cambios es manual con seis relaciones y su accionamiento es corto y muy preciso, algo que los conductores valorarán muy positivamente. La dirección es otro cantar, demasiado asistida y transmite poca información, aunque es una moda y como tal hay que sufrirla.

Los frenos y las suspensiones quizá sean de los mejores elementos mecánicos que equipa el Juke Nismo, y seguro que con la versión RS el conjunto Nismo brillará mucho más. Si nos centramos en las suspensiones llegan a ser algo más duras, según la marca un 10% con respecto a la versión de 190 caballos, pero sin ser excesivamente incómodas. El conductor de un Juke Nismo probablemente no busque radicalidad sino eficacia. Resulta más incómodo el perfil tan pequeño del neumático con la llanta de 19 pulgadas que la suspensión.

El interior está inspirado en los coches de carreras

Levantarte y bajar al garaje para sentarte en un Juke Nismo supone una grata experiencia. No deja de ser un Juke, pero menudo Juke. En su interior nos encontramos con una atmósfera en la que brilla el alcántara, los pespuntes en color rojo como en la tapicería y el volante o el color negro de la consola central. Pese a que la posición de conducción es algo elevada, propia de un SUV, parece que estemos ante un pequeño GTI.

Los asientos recogen el cuerpo a la perfección gracias a un apoyo lateral muy pronunciado y el tacto del alcántara te invita a pensar que estás ante un modelo radical, deportivo hasta el extremo, pero no. Fuera de este material los plásticos son duros, con una calidad que, aunque podrían aguantar muchos años los ruidos y algún grillo seguro que aparecen. Además, la consola central en color negro brillante es un imán para las huellas y los pequeños arañazos.

El equipamiento del Juke Nismo es el más elevado que se puede escoger en la gama. Cámara de visión trasera, reposacabezas activos, climatizador bizona, navegador y arranque sin llave son alguno de los elementos de distinción de este modelo. El ausente más importante de este modelo es el xenon, que no puede escogerse ni siquiera como extra.

Las plazas posteriores y el maletero son algo justas, hay espacio para tres personas pero lo recomendable es, que si queremos realizar un viaje con él, solo lo ocupen dos personas. Con el maletero sucede algo similar, el equipaje de una familia no entra, pero el espacio que podemos necesitar para el día a día es más que suficiente. No he probado si entra a lo ancho un carrito de bebé pero de hacerlo iría bastante justo.

Una navegador a la altura de las expectativas

Mención aparte merece el sistema multimedia del Juke Nismo por avanzado y por incorporar funciones bastante útiles en el día a día. Lo primero de todo es decir que estamos ante una pantalla de 5,8 pulgadas táctil con conexión bluetooth, seis altavoces, entrada para iPod y cámara de visión trasera. A esta pantalla se le une una colocada en una posición inferior encargada de mostrar la climatización y las opciones sport como la fuerza empleada por el motor o las fuerzas g.

El sistema es sencillo e intuitivo pero el panel táctil no es todo lo sensible que esperamos si venimos de un smartphone gama alta, algo de lo que pecan la gran mayoría de navegadores y que deberían mejorar en sus próximas revisiones.

La cartografía que emplea es de la compañía Navteq pero lo más interesante es la función Google SendToCar. Podremos crear una ruta en nuestro ordenador y enviarla directamente al navegador. Para ello hay que registrarse en Nissan y emplear un móvil conectado al sistema por bluetooth puesto que no es necesaria conexión a internet ya que se usa una llamada telefónica a un número español (al menos en España). He probado el sistema con un iPhone 4 y un 4S y funciona a la perfección.

La calidad de los altavoces es justa, suficiente para la mayoría de usuarios, pero no debes esperar las bondades de un equipo de sonido firmado por Bose o Mark Levinson, como digo, suficiente para escuchar bien la música.

Conclusión

El Nissan Juke Nismo es interesante si buscamos un vehículo diferente, de esos que te das la vuelta cuando pasan cerca porque es muy raro verlos por la calle. Es un concepto diferente, un SUV urbano con aspiraciones deportivas cuya función es hacer disfrutar al conductor de su uso.

Por 26.730 euros no tiene muchos rivales en el mercado puesto que no hay un modelo similar. Podría competir con los pequeños compactos GTI pero es más caro que ellos y su comportamiento está a años luz. Tampoco puede luchar contra un BMW X1 o Audi Q3 con paquete deportivo porque no es su terreno. Su objetivo es enamorar a los que nos gustan los coches, pese a que el Juke es un coche que amas u odias. Yo soy de los primeros y tan solo por poder disfrutar de un modelo Nismo, aunque descafeinado, debe ser motivo suficiente para querer probarlo, comprarlo es otro cantar.

Si lo que quieres es un coche pequeño, con un puesto de conducción elevado y valoras mucho la exclusividad dada por su estética exterior y eres de los que quieres un compacto con cinco puertas, el Nissan Juke Nismo debe ser uno de tus candidatos. ¿Me lo compraría? Probablemente si.

El objetivo para el que prueba este coche es querer ponerse al volante del 370Z Nismo que Nissan ya vende en España, y por mi parte lo han conseguido.

Pros

  • Estética Concepto Exclusividad Calidad de algunos materiales como la alcántara

Contras

  • Precio Ausencia de comportamiento deportivo * Los plásticos duros abundan en exceso en un modelo tope de gama

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.