Nexus 10

A finales de 2013 nos quedamos a la espera de una tablet que nunca llegó. Una nueva versión de la Nexus 10 de Google, fabricada por Samsung que, aunque cuenta con un hardware muy potente, nos dejó un sabor un tanto agridulce en la boca. Cumplía, sí, con las funciones básicas de una tablet, pero no destacaba ni brillaba más que en llevar la marca "Nexus" en sus espaldas.

Aún así, Google sigue lanzando tablets, como vimos con el modelo de Nexus 7 de 2013, y se habla de una tal Nexus 8, que llegaría con una pantalla de 8 pulgadas y alguna que otra característica que la diferencie, de buena manera, de su hermana ligeramente más pequeña. Hoy, sin embargo, nos encontramos con la sorprendente noticia de que esta Nexus 8 podría llevar en su interior nada menos que un procesador: Intel Bay Trail.

Sí, lo sé, estamos hablando de una tablet que aún no ha sido confirmada, pero debemos tomar en cuenta de que más allá de si la Nexus 8 lleva un procesador de tal o tal tipo, de si existirá o no, debemos ver la imagen completa, analizar a gran escala. Intel quiere, desesperadamente, su porción en el mercado de los dispositivos móviles.

Y tiene el dinero y la tecnología con qué lograrlo.

Así como con las tablets Windows, Intel puede ofrecer tablets Android con buen hardware por un bajo precioBien sabemos que Intel y Microsoft han sido como uña y carne durante las últimas décadas, pero hoy por hoy el gigante de Redmond no brilla con tanta fuerza en el mercado de los dispositivos móviles como Google con Android, quienes dominan por todo lo alto en la cuota mundial de smartphones, y lideran en tablets (no con un modelo unitario, donde iPhone y iPad son líderes, sino a nivel de plataforma).

Windows Phone está creciendo y tiene un futuro brillante, pero en plena "era Post-PC" el ignorar al jugador más fuerte en el mercado es un gravísimo error que cometió una desconfiada Intel por mucho tiempo. Hoy por hoy, y un CEO después, Intel apuesta por Android y ya tiene lista su propia versión de Android a 64 bits preparada para sus procesadores.

La mejor estrategia de Intel va de la mano del precio final del producto. Ya hemos visto cómo Intel Atom ha logrado dar vida a las primeras tablets con sistema operativo Windows 8.1 por un precio inferior a los 300 dólares, algo que hace un par de años considerábamos imposible (y más aún al ver modelos como la potente Surface Pro en 900 dólares). Nada impide que suceda lo mismo en el ecosistema Android. Que veamos tablets con el sistema operativo móvil de Google contar con un buen hardware, corazón Intel y un precio de 150 o menos dólares. Sería demasiado atractivo.

Se habla de que ASUS es la empresa elegida para dar vida a la especulada Nexus 8, pero si de verdad Intel y Google cerraron un acuerdo para proveer de corazón Intel Inside a la nueva familia de tablets Nexus, el fabricante de procesadores se catapultará en un mercado donde hasta ahora solo Qualcomm y NVIDIA son líderes.