El popular servicio de almacenamiento online de Microsoft cambia de nombre: pasa a ser OneDrive, en lugar de la denominación antigua de SkyDrive.

La modificación de su conocida marca es obligada para Microsoft, después de una sentencia de un tribunal británico, que consideraba que se estaban infringiendo los derechos de la compañía British Sky Broadcasting Group (BSkyB).

El cambio del servicio de alojamiento de archivos de Microsoft no solo será un mero maquillaje de nombre, sino que tal y como ha anunciado la propia compañía en su blog, la variación de la marca ha sido un quebradero de cabeza para Microsoft.

Y es que la marca de SkyDrive estaba bien posicionada, pero la sentencia de Reino Unido, que no fue apelada por la multinacional, obligaba a un cambio de cara a Microsoft. Con la llegada de OneDrive y OneDrive for Business, la compañía pretende llegar a todos los dispositivos con un único servicio, de ahí el nombre elegido de "One".

Aunque aún no se han hecho públicas las mejoras que acompañarán a la modificación de marca, lo que es cierto es que no es la primera vez que Microsoft se ve obligada a cambiar algún nombre de algún producto o servicio. Ya ocurrió con la interfaz Modern IU, inicialmente conocida como Metro, e incluso Hotmail desapareció para convertirse en Outlook.

Este es el vídeo con el que Microsoft ha hecho público el nacimiento de OneDrive: