La unión hace la fuerza y el mercado de las telecomunicaciones no iba a ser menos. Hace años que llegaron los operadores móviles virtuales y desencadenaron una guerra a la baja, el consumidor notó que las ofertas telefónicas en lugar de crecer, disminuían pero los grandes operadores seguían en sus trece. Hoy esto no ha cambiado mucho pero con la crisis *las grandes* han visto que necesitaban unir esfuerzos para poder seguir siendo atractivas, su lucha no era económica sino por la cantidad de servicios a ofrecer. Luchar contra Movistar, el gigante por excelencia se ha convertido en **el objetivo primordial de muchas compañías**.

El verano pasado Movistar anunciaba [un gran acuerdo](http://hipertextual.com/archivo/mercado/acuerdo-de-yoigo-y-movistar/) con Yoigo por el que iban a compartir fuerzas, la primera ayudaba a la segunda en la fibra óptica y ADSL y la segunda hacía lo propio con la primera ayudando con el 4G-LTE. Era un paso lógico. ¿Por qué gastar dinero en algo que ya ha hecho otra? **¿No es mejor compartir?** Pero esto supone jugar en un partido al que no todas tienen acceso, por ello Vodafone y Orange han decidido unir fuerzas para poder tener algo más que decir en este sector, y eso que se mostraron tremendamente negativas al acuerdo entre Movistar y Yoigo, ahora parece que han visto cual es el futuro.

La televisión de pago podría ser la gran beneficiada.

Durante las últimas semanas Vodafone y Orange han culminado [un acuerdo](http://www.expansion.com/2014/01/09/empresas/tmt/1389264838.html) que les permitirá **compartir los recintos donde se instalan las antenas así como todo el equipamiento necesario**. El objetivo de este plan es ahorrar en los costes de explotación y mantenimiento para que la rentabilidad sea un poco más elevada. Cada operador se encargará de reinstalar sus equipos en los del otro operador, unos 1.000 cada uno. De tal forma que podrían **duplicar su presencia** en aquellas zonas con menor población y por tanto, que menor número de servicios tienen disponibles.

Una vez esté terminada esta fase, los costes de mantenimiento se dividirán a partes iguales entre las dos compañías por lo que pueden duplicar su presencia con un coste muy inferior. Ahora **la diferencia entre las compañías no será tanto el nivel de cobertura existente sino el servicio técnico y la oferta económica**.

En el caso de Movistar y Yoigo, las diferencias son mínimas. La oferta comercial de Yoigo por la fibra óptica es similar, céntimo arriba o abajo, que la de Movistar, lo único que cambia es el servicio de Movistar Televisión. Si damos un vistazo al acuerdo entre Vodafone y Orange, nos damos cuenta que se encuentra en **una fase muy prematura** y no deja de ser un complemento al proyecto conjunto para crear una red propia de fibra óptica que pueda competir con la de Movistar. Recuerda que [en marzo de 2014](http://hipertextual.com/archivo/infraestructura/fibra-optica-en-espana-vodafone-orange/) deberíamos ver como la cobertura de Vodafone y Orange en el campo de la fibra óptica alcanza los 800.000 hogares para llegar a los 3 millones en 2016 y los 6 en 2017.

Es tan reducido el acuerdo que tan solo afecta a unas 2.000 antenas de las más de 30.000 que tienen ambas compañías, pero lo importante es hasta donde puede extenderse esta colaboración.

### ¿Qué nos espera a medio plazo?

Si nos aventuramos a predecir que puede suceder en los próximos 2 a 5 años, lo más probable es que las ofertas de los tres grandes operadores sean muy similares. Ofertas convergentes de telefonía fija, móvil e internet a precios muy similares donde las diferencias pueden radicar en la obligatoriedad para contratar alguno de estos servicios. Pepephone ya ofrece una [modadalidad de ADSL](http://alt1040.com/2013/03/pepephone-lanza-su-oferta-de-adsl) sin necesidad de telefonía fija, un servicio que está en desuso.

Fibra óptica y LTE, los verdaderos protagonistas.

Tampoco me extrañaría ver, tal y como ofertó Amena hace algo de tiempo, una oferta, solo de Internet, gracias a una potente red 4G. Para muchos hogares **podría ser suficiente** un plan de 20-30 GB al mes y experimentar una reducción a 1 mega cuando se sobrepase este límite. De hecho, apostaría, y confío en no comerme mis palabras, que será una tendencia al alza gracias a los OMV.

Además, debería imponerse la mayor. Ofrecer planes de datos 4G limitados a 1 GB es ridículo. Si en los próximos años la reducción del coste de mantenimiento de las antenas es tan elevada, deberían, primero aumentar esta capacidad para poder disfrutar realmente del 4G, una limitación a 16 Kbps no tiene sentido, y segundo, rebajar los precios de las tarifas de datos. 10 euros por 1 GB extra **es un auténtico robo**.

Y no me olvido de la televisión. Movistar y Orange están trabajando muy duro en este aspecto. Movistar podría optar a la lucha por la compra de grandes eventos deportivos, como la Fórmula 1, para su emisión de pago y Orange está culminando una oferta completa de canales y contenidos propios. El hecho de compartir las plataformas básicas está obligando a algunas compañías a promover los servicios extras, en este caso, la televisión.

En resumidas cuentas, el acuerdo entre Vodafone y Orange va más allá de compartir instalaciones, el objetivo de luchar contra Movistar sería para robarle toda la cuota de mercado posible, tanto de fibra óptica, como de oferta convergente gracias a Fusión. Si estas compañías quieren cambiar esto, no deben ofrecer lo mismo, **deben buscar algo novedoso y que busque la satisfacción del cliente**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.